Biden renueva la alianza con Australia, India y Japón a pesar de la presión de China

Estados Unidos anunció que el jueves mantendrá conversaciones con Australia, India y Japón, un nuevo impulso del presidente, Joe Biden, a la alianza conocida como Quad, a pesar de las advertencias lanzadas por China.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, hablará virtualmente con los ministros de Exteriores de los tres países, con la pandemia de covid-19 y el cambio climático en la agenda.

"Estas discusiones con los ministros de Exteriores del Quad son fundamentales para promover nuestros objetivos compartidos para un Indo-Pacífico libre y abierto y enfrentar los desafíos determinantes de nuestro tiempo", dijo el miércoles a la prensa el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

El Quad fue impulsado en 2007 por el entonces primer ministro de Japón, Shinzo Abe, con el fin de encontrar socios con los que equilibrar fuerzas ante el ascenso del poder de China.

Si bien Australia e India se mostraron inicialmente cautelosos a la hora de enfrentarse a Pekín, en los últimos años se han aferrado al Quad a medida que se deterioraban sus relaciones con China.

Las naciones del Quad realizaron ejercicios navales en noviembre en la bahía de Bengala y el mar Arábigo, semanas después de que los representantes de exteriores de los cuatro países se reunieran en Tokio. Australia participó por primera vez en más de una década.

El periódico controlado por el estado chino Global Times advirtió a Biden a principios de este mes que renovar el Quad sería un "grave error", y dijo que podría desencadenar "una severa confrontación estratégica" con Pekín.

El diario centra su presión sobre India, a la que recordó que tenía el poder de acabar con el formato Quad y a la que aconsejó no "atarse completamente al carro anti-China de Estados Unidos".

Nueva Delhi insiste históricamente en que su política exterior se caracteriza por el no alineamiento, pero las tensiones con Pekín se han disparado desde el año pasado cuando un choque entre militares de ambos países en el Himalaya dejó 20 bajas en el lado indio y un número indeterminado en el chino.

sct/st/dga/gma