Funerales de un adolescente palestino muerto en disturbios con ejército israelí

Centenares de personas asistieron el sábado a los funerales de un adolescente palestino muerto la víspera durante enfrentamientos con el ejército israelí cerca de Ramalá, en Cisjordania ocupada, desafiando así el toque de queda impuesto para luchar contra la propagación del coronavirus.

Según las autoridades palestinas, Ali Ayman Nasr Abu Aliya, de 13 años, fue alcanzado por disparos cuando se celebraba una manifestación el viernes en la localidad de Mughayir contra la creación de una colonia israelí en el sector. Fue trasladado en estado crítico a una hospital de Ramalá, donde falleció

La ciudad de Ramalá está sometida a toque de queda por las tardes y durante los fines de semana para frenar la pandemia del covid-19.

Cisjordania, territorio palestino de 2,8 millones de habitantes, ocupado desde  1967 por el ejército israelí, registra oficialmente 71.703 casos de contaminaciones, con 678 fallecimientos.

La agencia de prensa palestina Wafa informó que otras cuatro personas resultaron heridas por disparos de soldados israelíes.

El ejército israelí niega haber disparado con balas reales y dice haber usado "medios de dispersión antidisturbios" para impedir el lanzamiento de piedras por los manifestantes contra las fuerzas de seguridad.

El emisario de la ONU para Medio Oriente, Nickolay Mladenov, instó el viernes a Israel a lanzar una investigación sobre este hecho "inaceptable", calificado de "atroz" por la Autoridad palestina.

Según Wafa, el ministerio palestino de Exteriores anunció el viernes que iba a demandar a Israel ante la Corte penal internacional (CPI) por la muerte del adolescente.

alv/vg/me/eg