Director de contrainteligencia de EEUU preocupado por seguridad electoral

El jefe de contrainteligencia nacional de Estados Unidos dijo esta semana que su mayor preocupación con relación a la seguridad electoral es la posibilidad de interferencia externa en un conteo de votos probablemente lento el día después de la contienda del 3 de noviembre.

Bill Evanina, director del Centro Nacional de Contrainteligencia y Seguridad (NCSC, en inglés), dijo que actores externos podrían usar maniobras como secuestro de datos y otros ciberataques contra la infraestructura encargada de entregar, contar y transmitir los votos, como las oficinas de correos y los colegios electorales sobrecargados y con poco personal.

"Estoy preocupado por el día de las elecciones", dijo Evanina a la Cámara de Comercio de Estados Unidos en una teleconferencia el miércoles.

"Me preocupan los ataques de secuestro de datos. Me preocupan los ciberataques. Me preocupa la incapacidad de las personas para votar debido a las penetraciones cibernéticas y secuestro de datos", señaló.

El secuestro de datos (ransomeware) es una técnica utilizada por los piratas informáticos para congelar y bloquear completamente el acceso a todos los datos de un sistema para hacer extorsiones.

Evanina advirtió que un aumento esperado en la votación por correo podría no dar el resultado de la contienda entre el presidente republicano Donald Trump y su rival demócrata Joe Biden, así como numerosas votaciones legislativas, el día después de las elecciones.

"Nos esperan más de 70 días difíciles", dijo. "Necesitamos prepararnos como nación para que las elecciones no se decidan el 3 de noviembre".

"Necesitamos ser pacientes y entender que, con las votaciones por correo que se vienen y el proceso electoral, es posible que no tengamos un presidente decidido en la mañana del 4", dijo.

"Va a tomar algún tiempo contar los votos", advirtió.

Evanina dijo que la comunidad de inteligencia está atenta a la interferencia extranjera durante la campaña, especialmente de China, Rusia e Irán.

"Ahora tenemos otros países que se están incorporando porque creen que funciona", dijo. "Países como Cuba, Corea del Norte, Arabia Saudita, tenemos muchos países que ahora se metieron en el juego".

Pero la mayor preocupación es la interrupción del recuento y de los reportes del recuento. "Me preocupa la perspectiva de la interferencia para el 3 y 4 de noviembre y durante noviembre", dijo.

pmh/ad/rsr

Te Recomendamos