Camioneros preocupados por exigencia de test de covid para ingresar a Uruguay

Los transportistas de carga internacional por carretera expresaron este miércoles su preocupación por la exigencia de costearse un test de covid-19 para ingresar a Uruguay, donde el gobierno refuerza medidas para contener un brote de la enfermedad.

El gobierno ordenó el 6 de julio que todas las personas que ingresen al país deben acreditar un resultado negativo de test del nuevo coronavirus.

Pero los camioneros aseguran que no pueden hacerse cargo del costo de las pruebas, que ronda los 100 dólares.

El presidente de la Cámara de Autotransporte Terrestre Internacional del Uruguay, Mauro Borzacconi, estimó que una empresa con 40 camiones que hagan dos viajes por semana a Argentina, por ejemplo, debe desembolsar 32.000 dólares al mes.

"No tiene cómo pagarlo. Y no tiene como cobrárselo al cliente si el gobierno dice: 'Señores, el que quiera hacer una importación lo paga'", declaró al diario local El Observador este miércoles, advirtiendo que además el comercio de exportación con los países vecinos es casi inexistente debido a la pandemia.

"Acá hay otros países que juegan (...) Va a haber represalias. Por parte del transporte brasilero y argentino lo primero que nos dijeron es que están preparados para cortar el comercio desde sus rutas. (…) Si no hay arreglo, apostaría a que entre lunes y martes Uruguay se queda sin comercio exterior", añadió Borzacconi, que también preside el Consejo Empresarial del Transporte de Cargas por Carretera del Mercosur.

Si bien por ahora el gobierno se está haciendo cargo de realizar pruebas en las fronteras -uno de los talones de Aquiles en materia sanitaria- a quienes llegan sin una, el presidente, Luis Lacalle Pou, advirtió que esto cambiará a partir del próximo domingo.

Desde entonces, se expedirá a los que ingresen un "visado" que deberán mantener mientras estén en Uruguay.

"Aquella persona extranjera que no tenga el visado que explicite que está con un hisopado no va a poder circular en nuestro país", dijo Lacalle Pou el martes a la noche en una conferencia de prensa convocada por el último brote de la enfermedad.

Si bien Uruguay ha sido muy elogiado por su exitoso control de la crisis sanitaria, la cifra de contagiados ha tenido un repunte mayor a lo usual en los últimos días debido a un foco surgido en una institución médica de Montevideo.

El país de 3,4 millones de habitantes reportó el lunes 32 casos nuevos, cuando raramente suma más de 10 por día, totalizando 1.096 contagiados y 33 fallecidos desde que se desató la pandemia, con 134 personas que están cursando la enfermedad.

gv/dga/lda

MAS NOTICIAS