DATOS-Fumando 'hopium': el glosario de Wall Street para explicar el alza de los mercados

FOTO DE ARCHIVO: Una persona usando una máscara camina frente a Wall Street luego de que se confirmaran nuevos casos en la ciudad de Nueva York, 6 de marzo del 2020. REUTERS/Andrew Kelly
FOTO DE ARCHIVO: Una persona usando una máscara camina frente a Wall Street luego de que se confirmaran nuevos casos en la ciudad de Nueva York, 6 de marzo del 2020. REUTERS/Andrew Kelly

Por April Joyner y Kate Duguid

NUEVA YORK, 23 jun (Reuters) - Los activos de riesgo, como las acciones y los bonos corporativos de alto rendimiento, han subido en los últimos dos meses y medio, pese a las nefastas perspectivas económicas mundiales a raíz de la nueva pandemia de coronavirus. El repunte ha hecho que algunos observadores del mercado se pregunten por qué, pero también ha dado lugar a un montón de jerga -alguna antigua y otra nueva- que intenta explicar las tendencias recientes.

Aquí hay una guía de lo que está impulsando los mercados financieros en las propias palabras de Wall Street.

NO LUCHES CONTRA LA FED

Un factor clave en el ascenso de Wall Street, dicen los estrategas, es el apoyo monetario sin precedentes de la Reserva Federal, incluyendo la compra de bonos corporativos y fondos negociados en bolsa.

El balance de la Reserva Federal se ha expandido en unos 3 billones de dólares desde marzo. Esas medidas han reavivado el eslogan "no luches contra la Reserva Federal", ya que la liquidez suministrada por el banco central de Estados Unidos ha alimentado una tendencia al alza.

"Cada vez que el mercado de valores comienza a ceder, la Reserva Federal responde con alguna política expansiva", dijo Mike O'Rourke, jefe de estrategia de mercado de JonesTrading.

FOMO

A medida que los mercados siguen subiendo, más gente está siendo incitada a entrar. Los inversores minoristas aumentaron inesperadamente su exposición a las acciones durante la caída y la recuperación, y algunos inversores institucionales están siguiendo el ejemplo, escribieron los estrategas del Deutsche Bank a principios de este mes. Algunos observadores del mercado lo atribuyen al "fear of missing out" (FOMO) o "miedo a quedarse fuera", mientras la preocupación por la pandemia del coronavirus comienza a disminuir.

"Tenemos buenas noticias ahora, así que los inversores están tratando de conseguir acciones de nuevo", dijo Andre Bakhos, director general de New Vines Capital. FOMU

Después de alcanzar un mínimo de cuatro años en marzo, los precios de los bonos corporativos más riesgosos de Estados Unidos han subido junto con las de las acciones por el FOMU, o por el temor a una escasez de rendimiento (fear of massive underperformance), dijo William Zox, gerente de cartera de Diamond Hill Capital Management.

A medida que el repunte de los activos de riesgo despegó, los inversores en posiciones conservadoras pueden haberse encontrado con que se están quedando atrás. FOMU los empujó a aumentar su exposición al riesgo, impulsando el rally aún más, añadió Zox.

TINA

El rebote del mercado, a pesar de las bajas de previsiones de ganancias de las empresas, ha hecho que las valoraciones de las acciones se disparen. La relación precio/utilidad futura del índice MSCI World está en su nivel más alto desde junio de 2002, según Barclays. Pero los inversores no se han desanimado por la noción de acciones sobrevaloradas. Según una línea de pensamiento popular, eso es porque "no hay alternativa" (there is no alternative) o TINA. Los rendimientos de los bonos han bajado porque los bancos centrales de todo el mundo han reducido los tipos de interés.

HOPIUM

El optimismo de que la economía estadounidense se recupere rápidamente después del cierre forzoso de empresas también ha impulsado a las acciones. Varios indicadores de confianza, incluyendo la encuesta a consumidores del Conference Board, reflejan una visión cada vez más optimista. Eso ha llevado a lo que Liz Ann Sonders, estratega jefe de inversiones de Charles Schwab, llama "hopium", una mezcla de opio y esperanza (hope and opium). "Creo que hay mucha esperanza y la suposición, hasta cierto punto, de que la recuperación será bastante fuerte", dijo.

FOGO

Las acciones de varias compañías que atienden a los consumidores en casa han sido resistentes este año. Los valores de la compañía de videoconferencia Zoom Communications Inc. subieron en marzo incluso cuando los mercados se desplomaron, mientras que los de la compañía de entrenamiento físico en el hogar Peloton Interactive Inc. perdieron menos de un 1% ese mes. De acuerdo con Brian Belski, jefe de estrategia de inversión de BMO Capital Markets, las acciones de las categorías de productos para el hogar, como las ventas al por menor por Internet y la entrega de comestibles, probablemente continuarán superando el rendimiento dado el amplio "miedo a salir" de los estadounidenses o FOGO (Fear of going out).

BEACH

Las empresas de viajes, ocio y energía, cuyos ingresos se han visto diezmados por el cierre de la economía y las restricciones a los viajes, han experimentado algunas de las recuperaciones más bruscas de precios de sus acciones y bonos en los últimos meses. Las acciones del operador de cruceros Carnival Corp, por ejemplo, han subido un 136% desde su punto más bajo en abril, después de que la compañía aseguró 6.250 millones de dólares de financiación de rescate en el mercado.

Nick Maroutsos, director de bonos globales en Janus Henderson, usó el acrónimo BEACH, para las agencias de viajes, energía, aerolíneas y automóviles, cruceros y hoteles (Booking, energy, airlines, autos, cruise lines, hospitality), aunque no se está uniendo al frenesí de compras del mercado.

RORO

El mercado de divisas ha seguido los altibajos de las acciones de Estados Unidos en la modalidad de tomar riesgo y botar riesgo o RORO (Risk-on Risk-off), tal como indican los manuales, según analistas de HSBC. Antes de la intervención sin precedentes de la Reserva Federal en los mercados financieros en marzo, las monedas de riesgo, como los dólares australiano y neozelandés, se depreciaron significativamente frente a la moneda estadounidense. El australiano cayó un 21,6% desde el comienzo del año hasta su punto más bajo el 19 de marzo.

Pero a medida que el mercado de valores se ha recuperado, los refugios como el yen japonés y el franco suizo se han debilitado significativamente más frente al dólar que las monedas de riesgo.

(Reporte de April Joyner y Kate Duguid; reporte adicional de Sujata Rao en Londres y Devik Jain en Bengaluru; Editado en español por Javier López de Lérida)

MAS NOTICIAS