El partido FARC denuncia el asesinato del desmovilizado 201 en el suroeste de Colombia

En la imagen, el senador por el partido FARC, Pablo Catatumbo. EFE/Mauricio Dueñas Castañeda/Archivo
En la imagen, el senador por el partido FARC, Pablo Catatumbo. EFE/Mauricio Dueñas Castañeda/Archivo

Bogotá, 17 jun (EFE).- El partido FARC denunció el asesinato de Ángel Alberto Calderón, un desmovilizado atacado a balas ayer en el departamento colombiano del Putumayo (suroeste), cuyo crimen elevó a 201 los homicidios contra excombatientes desde finales de 2016, cuando la guerrilla firmó el acuerdo de paz.
"Se completan 201 asesinatos. En el cabildo Santa Rosa de Puerto Asís, Putumayo, fue asesinado con disparos de bala el exguerrillero Ángel Alberto Calderón", informó la colectividad en sus redes sociales.
De acuerdo con información preliminar, el excombatiente en proceso de reincorporación estaba cortando madera cuando dos sujetos desconocidos le dispararon en varias ocasiones.
Integrantes de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común ( FARC) cuestionaron el "silencio cómplice" del Gobierno colombiano y exigieron al presidente Iván Duque medidas urgentes para detener el asesinato de los exguerrilleros que se acogieron al proceso de desmovilización.
"Silencio cómplice de Iván Duque ante la masacre en contra de los firmantes de La Paz. (...) Firmamos La Paz con el Estado. Exigimos garantías para la vida y la inmediata implementación", dijo en su cuenta de Twitter el senador por el partido FARC, Pablo Catatumbo.
PRINCIPAL CASCADA DEL PROCESO DE PAZ
Hace dos días, la FARC también denunció el homicidio de Mario Téllez Restrepo, un exguerrillero asesinado en la convulsa región colombiana del Catatumbo, fronteriza con Venezuela, cuando estaba trabajando en su parcela de tierra en el municipio de Tibú, en el departamento de Norte de Santander.
Por la situación que viven los exguerrilleros de las FARC, los líderes del partido político tuvieron una reunión virtual el pasado 10 de junio con la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, a quien pidieron asistencia internacional para evitar un "genocidio" de excombatientes.
Los crímenes contra exguerrilleros son uno de los mayores obstáculos para la implementación de la paz de Colombia, según un informe publicado ayer por el Instituto Kroc de la Universidad de Notre Dame (EE.UU.).
El documento subraya que el asesinato de 200 exguerrilleros de las FARC que se acogieron al acuerdo firmado con el Gobierno es la "principal cascada negativa" para el proceso de paz colombiano porque genera la sensación de que "no se está avanzando con nada"
El 31 de diciembre del año pasado, la ONU alertó que en 2019 al menos 77 exguerrilleros fueron asesinados en Colombia, y denunció además 14 desapariciones y 29 intentos de homicidio.
Esos asesinatos llevaron al organismo a calificar a 2019 como "el año más violento" para los exguerrilleros de las FARC que se acogieron al acuerdo de paz de Colombia.

MAS NOTICIAS