Wall Street vuelve al rojo tras apertura dispar

La bolsa de Nueva York abrió dispar este jueves pero pasó rápidamente al terreno negativo, a pesar de los planes masivos de ayuda económica alrededor del mundo: el Dow Jones cedía 3,28% y el Nasdaq 1,44% hacia las 13H50 GMT.

El pánico se apoderó nuevamente de Wall Street el miércoles en medio de temores por las consecuencias económicas de drásticas medidas de confinamiento adoptadas para luchar contra la pandemia de coronavirus.

El Dow Jones perdió 6,30% y el Nasdaq 4,70% el miércoles, arrastrando a las demás bolsas mundiales

En 19.246,39 puntos, el Dow Jones volvió al nivel que tenía el día que Donald Trump asumió la presidencia, el 20 de enero de 2017.

El S&P 500 bajaba de su lado 2,87%, a 2.329,20.

No solo las acciones partieron a la baja a poco de la apertura. También las obligaciones de deuda y las materias primas, a pesar de grandes esfuerzos de los bancos centrales para tratar de calmar a los mercados.

Incluso el Banco Central Europeo sacó su artillería pesada el miércoles por la noche con un plan de "emergencia" de 750.000 millones de euros (unos 800.000 millones de dólares) en compras de deuda pública y privada para tratar de contener las consecuencias económicas de la pandemia del coronavirus.

La Reserva Federal inyecta cientos de miles de millones de dólares desde hace días para asegurar que los operadores puedan acceder sin problemas a dinero en los mercados.

Mientras tanto la Casa Blanca y el Congreso negocian un gigantesco paquete de reactivación económica que podría alcanzar 1,3 billones de dólares.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, aseguró el jueves que la emisión de nueva deuda pública "no es un problema".

Pero los inversores siguen temerosos.

"Más allá de la crisis sanitaria por el coronavirus, estamos en una verdadera crisis de confianza que deberían conjurar lo antes posible", opinó John Plassard de Mirabaud Securties.

"No es seguro que las acciones masivas de los gobiernos y bancos centrales sean la solución, porque todavía hay demasiada incertidumbre", añadió.

"Hoy los bancos, los inversores y la población necesitan una 'hoja de ruta' sobre la gestión de la crisis y no acciones aisladas. (...) Sin esto, los índices seguirán cayendo más, mucho más", vaticinó.

jum/oaa/mr/dg

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos