Suspenden por coronavirus marcha a 44 años de golpe militar en Argentina

Organismos de derechos humanos en Argentina resolvieron este viernes suspender debido al coronavirus la tradicional marcha del 24 de marzo en repudio a la dictadura (1976-1983) y en memoria de los desaparecidos, a 44 años del último golpe de Estado en el país.

"La decisión de no movilizarnos el 24 de marzo como lo hacemos desde hace tantos años es realmente algo muy impactante, pero entendemos que el cuidado de la población requiere respuestas solidarias para contribuir con la prevención y la salud de nuestro pueblo", escribieron en un comunicado de prensa.

En lugar de la marcha, habitualmente multitudinaria, las organizaciones harán "acciones conmemorativas por la Memoria y el Nunca Más", al considerar "de vital importancia" seguir las disposiciones oficiales de evitar concentraciones.

La nota lleva la firma de 13 organismos humanitarios, entre ellos Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, HIJOS (de desaparecidos).

"El 24 de marzo es una fecha muy importante, en la que miles de familias, sobrevivientes, compañeras, compañeros y el pueblo en su conjunto nos manifestamos y seguimos luchando por Memoria, Verdad y Justicia", recordaron.

El 24 de Marzo de 1976 se produjo el golpe cívico-militar que instauró la última dictadura (1976-1983) que dejó 30.000 desaparecidos en Argentina. Desde 2002 se declaró esa fecha como Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia.

De su lado, la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, había pedido suspender la marcha durante la semanal ronda de los jueves en la Plaza de Mayo, en la que habló desde una camioneta para preservar su salud.

"Yo les pido que, por esta vez, no se haga (la marcha) porque es muy peligroso. Viene mucha gente, podría ser catastrófico para todos (...) Dicen que las personas de más de 70 años nos tenemos que cuidar. Las Madres tenemos más de 90", advirtió Bonafini, de 91 años.

Más de 900 exmilitares y expolicías han recibido severas condenas por crímenes de lesa humanidad. El exdictador Jorge Videla murió en un calabozo común en 2013, sentenciado a cárcel perpetua.

ls/mls

MAS NOTICIAS