Osuna, el pueblito español que se hizo famoso gracias a Game of Thrones.
Osuna, el pueblito español que se hizo famoso gracias a Game of Thrones.

17 minutos cambiaron la vida de un pueblo. Más precisamente, 17 minutos en Game of Thrones cambiaron la vida de un pueblo. El lugar en cuestión es Osuna, un poblado español de la provincia de Sevilla, Andalucía con poco menos de 18 mil habitantes, según el último censo, y con una extensión de 592 km². A esta comunidad, como a tantas otras, la crisis la golpeó duro, pero la economía local comenzó a recuperarse gracias a que una serie que no para de romper récords a nivel global desembarcó allí para grabar una de las escenas más emblemáticas de su quinta temporada.

El trailer de la sexta temporada de Game of Thrones tuvo 30 millones de visualizaciones en las primeras 24 horas. Además, durante el 2015 fue la serie más mencionada en Twitter, con 16.646 millones de tuits, y el final de la temporada pasada reunió a 8 millones de espectadores. Es por eso que cuando uno afirma que Game of Thrones mueve mundos, nadie va a debatirlo. Y, en este caso, el show hit de HBO sobre la incesante lucha entre los Siete Reinos en Westeros logró poner en el mapa a un poblado español del que el globo parecía haberse olvidado.

Durante octubre del 2014, el pueblo de Osuna fue el epicentro de uno de los acontecimientos televisivos más importantes de los últimos tiempos. Allí se filmó una espectacular escena en su estadio para corridas de toros en la que participaron 550 extras locales, la mayoría de los cuales no tenía empleo, y vio una gran oportunidad en los 50 euros diarios que pagaban. Esta escena dura 17 minutos y aparece en el episodio final de la quinta temporada de Game of Thrones -el episodio 9, The Dance of Dragons (El baile de los dragones)-, emitido el 7 de junio del 2015. Todos los fanáticos de la serie recuerdan muy bien ese momento clave, por su épica y riqueza narrativa y visual. La secuencia filmada en la Plaza de los Toros muestra cómo se lleva a cabo una feroz batalla en Daznak's Pit, bajo los ojos de Khaleesi, interpretada por Emilia Clarke. De golpe, asesinos enmascarados que atacan el lugar para matarla terminan asesinando a cientos de espectadores inocentes, mientras que ella escapa a espaldas de uno de sus dragones.

Y gracias a esta escena, miles de fans acuden regularmente a Osuna para conocer las calles por donde caminó el elenco de la serie, conocer el estadio donde se filmó la tan épica escena, comer en el restaurante donde iban regularmente los actores, y hospedarse en el hotel donde caían rendidos por la noche. Para darse una idea, durante el 2015, este pueblito español vio el turismo aumentar un 75% con respecto al año anterior. De un día para el otro, Osuna se convirtió en otro de los tantos destinos que se había vuelto popular gracias a la aclamada serie de HBO.

En noviembre del 2015 abrió en el Museo de Osuna el Salón de Hielo y Fuego, en honor a los libros de George R.R. Martin en los que se basó Game of Thrones, que cuenta con fotos y memorabilia de la filmación y producción de esa serie, y con extravagancias más alocadas como una réplica de un White Walker original. Además, el restaurante Casa Curro ubicado en la Plazuela Salitre -donde el elenco disfrutaba sus comidas diarias durante las semanas que estuvieron filmando en el pueblo, y donde incluso se festejó el cumpleaños de Emilia Clarke, con una torta con huevos de dragones- ofrece platos inspirados en personajes de la serie, como El Lannister, que consiste en carne de venado salteada con cerveza y servida con frutos varios.

Osuna se unió al club de los destinos pasados por alto en toda Europa que de pronto comenzaron a gozar de una renovada popularidad gracias a los fans de Game of Thrones, como Islandia y Croacia. Incluso se acuñó hace poco "set-jetting", un vocablo que describe a este tipo de turismo, que consiste en recorridos de lugares donde se filmaron escenas de célebres películas o series. Y es que a los números no hay con qué darles: en Dubrovnik, Croacia, se informó que el turismo en el 2014 había aumentado un 6% con el arribo de 13 millones de turistas, lo que dejó una ganancia de U$D 10 millones. Y en Osuna, cuyo turismo aumentó un 75% de un año para el otro, el pronóstico parece ser incluso mejor, aunque nadie sabe cuánto más durará esta fiebre.

De esta manera, Osuna fue uno de los tantos lugares alrededor del globo que se vio beneficiado gracias al furor causado por Game of Thrones, y, aunque el futuro del pueblo como atracción turística a largo plazo todavía es incierto, lo único que se puede hacer ahora es aprovechar, y darse a conocer en el mundo como algo más que un escenario en una serie, y asentarse en el mapa como un destino increíble en las magníficas tierras de Andalucía.