El ex titular del PAMi Luciano Di Cesare fue citado a declaración indagatoria por presuntas irregularidades en el cobro retractivo de vacaciones no gozadas cuando estuvo al frente del organismo hasta diciembre pasado. La suma cobrada es de 1.300.000 pesos.

Fuentes judiciales dijeron a Infobae que la citación del juez federal Ariel Lijo a Di Cesare está fijada para el próximo 12 de mayo. El 10 y el 11 deberán declarar dos funcionarios que autorizaron el cobro del dinero: son María Alejandra Arrouzet, gerenta de Recursos Humanos del PAMI, y Carlos Galdo, ex subgerente de Administración de Recursos, quienes autorizaron el pago.

La denuncia fue presentada a fines de diciembre pasado por Carlos Regazzoni, nuevo titular del PAMI, por los delitos de defraudación contra la administración pública y negociaciones incompatibles con la función pública. La denuncia fue impulsada por la Fiscalía y tres meses después el juez Lijo entendió que hay motivos suficientes para que Di Cesare dé explicaciones ante la Justicia porque, entre otros motivos, hubo una violación a la ley de contrato de trabajo.

En su primer día como titular del PAMI, Regazzoni halló un recibo de liquidación de vacaciones no gozadas para Di Cesare. El entonces titular del PAMI inició el trámite de ese cobro el 9 de diciembre pasado y el mismo día recibió la autorización. El 10 de diciembre dejaba el cargo.

Di Cesare cobró el dinero y, además de la denuncia penal, el PAMI inició otra causa para recuperar los fondos. Si Di Cesare es procesado, el juez Lijo podrá embargar sus bienes.

Di Cesare ya está procesado en otra causa por haber utilizado 2.800 millones de pesos del PAMI para invertir en Letras del Tesoro del Estado nacional y no en servicios y prestaciones para los jubilados.

El juez Claudio Bonadio procesó a Di Cesare y la Cámara Federal confirmó a fines de febrero esa decisión, por lo que el ex funcionario quedó cerca de ser enviado a juicio oral.