Télam 162
Télam 162

Guerra de los sexos, al volante. Señalar la responsabilidad de uno de los dos conductores tras un accidente de tránsito muchas veces es prejuicioso. Según un estudio reciente del Cesvi cuando se produce un choque entre conductores de distinto sexo, en el 52% de los casos los hombres tienen la culpa.

Del trabajo se desprende que los varones participan en el 75,7% de los siniestros, mientras que ellas lo hacen en el 24,3%. Si bien este dato tiene que ver con la cantidad de conductores –hay muchos más hombres que mujeres al volante–, también es cierto que el dato permite concluir que las mujeres son más responsables al volante.

Además, ellas respetan más las normas de tránsito. El 96% de las mujeres usa el cinturón de seguridad, contra el 88% de los hombres. Lo mismo ocurre con la distancia de seguimiento entre auto y auto. Además, el 85,7% de las mujeres no excede el límite de velocidad contra el 83,2% del sexo opuesto.

Según un trabajo de la Universidad Abierta Interamericana, el 17,8% de los consultados cree que las mujeres manejan muy mal, frente al 11,3% que piensa eso mismo pero de los hombres. Pero al analizar las estadísticas, surge la pregunta: ¿se condice esto con la realidad o es uno más de los mitos populares?

Para Marcelo Aiello, gerente general de Cesvi Argentina, los hombres son más hábiles, más precisos y tienen más capacidad de resolución sobre maniobras exigentes, pero esas mismas capacidades los llevan a la imprudencia.

En cambio –destaca el experto– las mujeres son menos hábiles y dúctiles pero cumplen más las normas de tránsito y, lo más importante, son "más receptivas a los consejos de seguridad vial".

Más allá de esto, los números marcan que manejar sigue siendo una cosa de hombres: según los datos de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, de enero a agosto de 2015 se tramitaron 1.825.025 licencias de conducir en todo el país: 1.333.706 masculinas (73%) y 491.319 femeninas (27%).

Según destaca el diario Clarín, muchos de los accidentes tienen origen en la falta de atención. En los últimos años el uso del celular se convirtió en uno de los principales objetos de distracción. Acá, los hombres ratifican la tendencia y son ellos los más imprudentes, porque lo utiliza el 16% mientras maneja, contra el 13% de las mujeres.

Pero no son todas pálidas para los varones. Hay una categoría en la cual los hombres resultan más precavidos: el uso de las luces bajas durante el manejo. Según el relevamiento del Cesvi, el 64% de los hombres lo cumple, contra el 61% de las mujeres.

El estudio se hizo sobre 1.800 conductores y forma parte de las actividades de concientización en la semana del Seguro y la Prevención de accidentes viales, entre el 19 y el 23 de octubre.