Lavado de dinero en la UOM: Antonio Caló dijo que fue denunciado "por despecho"

El dirigente metalúrgico y líder de la CGT oficialista apuntó contra Segundo Pantaleón Córdoba, ex abogado del sindicato y presunto "arrepentido" de las maniobras fraudulentas

Guardar

Nuevo

Antonio Caló fue acusado por administración fraudulenta y recibir \sobres\" con u$s20.000 de parte del Instituto del Seguro" Nicolás Stulberg 162
Antonio Caló fue acusado por administración fraudulenta y recibir \sobres\" con u$s20.000 de parte del Instituto del Seguro" Nicolás Stulberg 162
Antonio Caló: \Macri va a tener que hacer muchas cosas para ver si otra vez le decimos peronista\"" DYN 162
Antonio Caló: \Macri va a tener que hacer muchas cosas para ver si otra vez le decimos peronista\"" DYN 162

El titular de la CGT oficialista, Antonio Caló, quedó en la mira de la Justicia por una causa en la que se lo acusa de administración fraudulenta y de recibir sobres con 20 mil dólares como secretario General de la Unión Obrera Metalúrgica, al igual que a otros miembros de la cúpula dirigente de la UOM, que incluye a los hijos del fallecido e histórico referente de ese gremio, Lorenzo Miguel. Esta mañana, Caló rechazó la imputación y aseguró que la denuncia fue accionada "por despecho".


"No dicen quien ni porqué hizo la denuncia", dijo el sindicalista. Es que la acusación proviene de un ex abogado de la UOM, jefe del área jurídica, un "arrepentido" que fuera parte de las maniobras de malversación de fondos. Su nombre es Segundo Pantaleón Córdoba.


"Es una abogado al que la UOM echó, que está procesado en cuatro juicios, fue condenado en un juicio abreviado porque lo encontraron queriendo pasar 800 mil dólares al Uruguay. Cuando lo detuvieron, no tuvo mejor cosa que decir que esa plata se la daba la UOM y me acusó a mí. Después lo llevaron a juicio y puso de testigos a dos abogados que también están procesados por estafar al sindicato", se defendió Caló en una entrevista con radio La Red.


"Como lo dije publicamente, en la UOM no hay lavado de dinero. Yo lo desmiento. Todos los dirigentes gremiales de la UOM están a disposición de la Justicia y se van a presentar cuando el juez lo solicite", dijo el dirigente gremial.


Para Caló, Pantaleón Córdoba "hizo esta denuncia por despecho". "Es un condenado, despedido por la UOM por malversación de fondos. Lo juzgaron, lo condenaron. Ahora la cámara pidió que se investigue lo que él denunciaba y bueno, la fiscal tomó nota de eso y el juez tendrá que investigarnos. Pero que se queden tranquilos que en la UOM no hay lavado de dinero", reiteró.


La investigación se hizo pública en 2013 por el periodista Diego Genoud, pero explotó mucho antes, el 2 de agosto de 2011. Aquel día, personal de Aduana sorprendió a Córdoba llevando 800.000 dólares hacia Montevideo, Uruguay. El dirigente gremial viajaba en Buquebús y distribuyó el dinero en el interior de su vehículo BMW, una cartera, un bolso y dos mochilas.


En su defensa, el abogado de la UOM reveló que el dinero era para la compra de propiedades en Uruguay y confesó cuál era su origen: provenían de pagos en negro del Instituto de Seguros, presidido por Julio Raele, estrecho allegado a Lorenzo Miguel.

"Hay que ver el currículum del que hace la denuncia -respondió Caló-. El fue abogado desde el año 87. Ensució la memoria de Lorenzo Miguel, un hombre de confianza que le dio todo, no tiene límites. Si hay justicia él va a ser condenado y va a ir preso. Y a mí me tendrán que investigar como a cualquier habitante de esta tierra", remarcó.


Por último, descartó que con esta denuncia se busque ensuciar al candidato presidencial del kirchnerismo, Daniel Scioli: "No lo tomo como un hecho político. No es un tiro por elevación para Daniel, él no tiene nada que ver. Además, yo no soy candidato", concluyó.


La fiscal en lo penal económico Gabriela Ruiz Morales imputó por "lavado de dinero" al secretario general de la CGT oficialista y de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló, por realizar maniobras espurias con el dinero de los afiliados del sindicato.


De acuerdo a la investigación en curso, los denunciados habrían cobrado 20 mil dólares mensuales entre 1987 y 2008, que correspondían al 20 por ciento de la recaudación de seguros de vida y sepelios a los afiliados de la UOM.


Hasta ahora, la causa tiene a Segundo Pantaleón Córdoba, ex jefe del área jurídica del sindicato metalúrgico, como único condenado. Sobre él pesa una pena de un año y nueve meses de prisión, tras pasar por un juicio abreviado.


En ese fallo, el Tribunal Oral Penal Económico N° 2 describe a los sindicalistas en duros términos al vincularlos con el "aparente daño patrimonial a miles de trabajadores de la UOM durante más de veinte años (1987-2008) y el manejo indiscriminado y hasta inmoral de fondos en principio provenientes de delitos".

Guardar

Nuevo