losandes.com.ar 162
losandes.com.ar 162

"Necesito que difundan algo muy importante. En el diario Los Andes hay un pedido de empleo que dice: 'Se busca niñera, para 10 horas semanales, muy buena paga. Deben ir a Salta 1072'. Es una puerta verde, al lado del persa, enfrente del Hospital Central. Es un lugar con ventanas blancas y cortinas amarillas, todo esta cerrado. Es un lugar de trata, te ven y te meten de una. ¡Difundir!".


Desde el lunes, ese mensaje comenzó a llegar a los celulares, y se reenvió de forma inusitada vía WhatsApp, quizás falsamente alertados por lo que podría estar sucediendo en Mendoza. Sin embargo, todo era parte de una extraña broma, a cuyo autor se está buscando incansablemente.


El aviso clasificado existe, sí, pero lejos de ser una red de trata, es el domicilio de Claudio Lozano, quien rápidamente acompañado por la policía intenta determinar el origen. "No sé de dónde sale esta mala leche. No tengo ni idea de por qué mandaron el primer mensaje ni de dónde vino. Mi ex esposa, mis hijos, mis amigos y empleados están acompañándome. Ayer estuve como hasta las 2 de la mañana llorando, me subió la presión a 19/11", expresó en declaraciones a Los Andes.


Gerente de una empresa de seguridad privada que tiene a su cargo los eventos más importante de la provincia, aclaró: "Mi niñera me avisó hace 15 días que se iba a trabajar a una escribanía. Y como yo necesitaba otra niñera universitaria (porque tengo 4 hijos y necesito que los ayuden con las cosas de la escuela), pedí a mi secretaria que pusiera un clasificado en el diario. El aviso salió viernes, sábado y domingo, pero a mí me llamó mucho la atención que nadie se presentara".


"Ayer (por el lunes) a las 18, un compañero de trabajo me contó que le estaba llegando ese mensaje y que se estaba expandiendo por WhatsApp; yo no lo podía creer. Me escribió mi hija también y todos empezamos a responder, uno por uno a quienes lo mandaban, que eso no era cierto", aclaró. Lozano se puso a disposición de la policía y trabaja junto con ella para determinar cómo se inició todo.


Fuentes de la investigación revelaron que "además de haber recibido el mensaje, llegó a entrar una llamada al comando denunciando el delito, y por eso se está investigando y se abrió una causa. Pero está casi confirmado que se trata de un invento. Esto puede terminar, no sólo con la comprobación de que no hay nada irregular sino incluso con una denuncia a la primera persona que escribió y envió ese mensaje", persona de quien aseguraron que están muy cerca.