Todo lo que hay que saber para ser donante de médula

El pedido de un dador de médula ósea para Lucas, un niño de 8 años que padece leucemia, volvió a realzar la importancia de contar con un registro nacional con un gran número de donantes. Cómo registrarse para integrar el banco

Guardar

Nuevo

 Shutterstock 162
Shutterstock 162

La donación de médula ósea tiene la particularidad de ser un "trámite" sencillo y rápido, que permite dar vida, en vida.

Se trata de una única donación, hecha por un dador vivo, en la que se dona un órgano (la médula) que se regenera por completo pocos días después de la donación.

Pese a esto, poco se sabe de los requisitos necesarios para formar parte del registro nacional de células progenitoras hematopoyéticas (CPH).

Del mismo modo que, de un tiempo a esta parte, se extendió la toma de conciencia y cada vez más parejas deciden guardar las células madre de cordón umbilical, sería esperable que lo mismo ocurriera con la donación de médula ósea.

Claro está que uno cree (y desea) que nunca va a necesitar descongelar esas células o acudir a un banco de donantes de médula. Pero a veces la vida se empecina en hacernos pasar por situaciones en las que jamás desearíamos estar. Y llegar a ese momento con más posibilidades de encontrar un donante compatible, siempre debe ser mejor que hacerlo con un banco desprovisto de donantes.

De estos temas los papás de Lucas Lemlich, como de cada niño diagnosticado con leucemia, seguramente empezaron a aprender a la fuerza y con nada de ganas. Pero saber que su hijo padece esa enfermedad y que su vida depende de hallar un donante compatible de médula ósea los llevó a encarar una emotiva campaña en las redes sociales para generar conciencia sobre la donación de médula.

Lucas tiene ocho años, está internado en el Hospital Italiano de Buenos Aires y padece leucemia mieloide monocítica. Fue así que sus papás, Lautaro Lemlich y Guillermina Sandrini, empezaron una campaña en búsqueda de donantes y publican toda la información sobre su hijo en Facebook y en otras redes sociales con el hashtag #MedulaParaLucas. El niño necesita también donantes de sangre y plaquetas.

Es que, como Lucas, cada año a cientos de personas se les diagnostican enfermedades hematológicas como leucemia, anemia aplástica, linfoma, mieloma, errores metabólicos o déficit inmunológicos.

Estas enfermedades pueden ser tratadas con un trasplante de CPH, conocido popularmente como trasplante de médula ósea.

Según explica el Incucai en su página oficial, para efectuar el trasplante de CPH, en una primera etapa, al paciente se le destruyen las células enfermas mediante tratamientos que combinan quimioterapia y/o radioterapia. A continuación, se infunden al paciente las células extraídas del donante. Finalmente, éstas reemplazarán a las células madres enfermas y comenzarán a producir células sanguíneas propias en un plazo relativamente corto.

"Cada año a cientos de personas se les diagnostican enfermedades hematológicas como leucemia, anemia aplástica, linfoma, mieloma, errores metabólicos o déficit inmunológicos"

Si bien siempre la primera opción es hallar un donante dentro del grupo familiar (los hermanos son los mejores donantes para un paciente que necesita un trasplante de CPH, debido a las características hereditarias del sistema mayor de histocompatibilidad humano), especialistas aseguran que sólo entre un 25% y un 30% de los pacientes tienen la posibilidad de encontrar un donante familiar compatible, con lo que el resto queda sin acceso a esta práctica terapéutica.

En esos casos se recurre a la búsqueda de un donante para realizar un trasplante no emparentado, y para eso se recurre a los registros de donantes voluntarios. Y de ahí la importancia que cobra el hecho de que estos bancos cuenten con la mayor cantidad posible de donantes (claramente, cuanto más abundante sea el banco, más chances habrá de hallar compatibilidades).

En ese sentido, la doctora Mónica Makiya, jefa del Servicio de Hemato-oncología Pediátrica del Hospital Italiano, explicó a Infobae que la importancia de contar con un registro amplio de donantes en el banco local radica en dos motivos: "Por un lado, la posibilidad de poder contar con donantes genuinos y tenerlos a mano en poco tiempo, ya que cuando el donante existe en el país se acortan los tiempos y abaratan los costos", explicó.

"Además, la importancia de constituir un banco propio no solamente acorta los tiempos de búsqueda en bancos internacionales, sino que posibilita encontrar donantes a pacientes procedentes de minorías étnicas, aquellos que son de pueblos originarios y tienen antígenos de histocompatibilidad que tal vez no se encuentren en bancos en los que son predominantemente de origen caucásico", amplió.

Es que existe un registro internacional en el que participan muchos países. "Hay países con una gran conciencia de donación e infraestructura que puede soportar una gran cantidad de donantes, como Alemania y los Estados Unidos, de los que muy frecuentemente recibimos médulas", destacó la especialista, quien puntualizó: "Para realizar un trasplante de médula ósea se requiere que el paciente y su donante sean histocompatibles. La histocompatibilidad es como el 'número de patente' que lleva cada célula de nuestro cuerpo, y este número se hereda de los padres; esto determina un patrón genético de raza o de colectividad".

"El banco argentino se va volviendo cada vez más robusto, y esto nos llena de orgullo porque ya hay varias donaciones de argentinos para el mundo, así como nos pone muy contentos cuando el Incucai nos informa que un paciente tiene un donante argentino, porque sabemos que el trasplante llegará a tiempo", remarcó Makiya.

El paso a paso para ser donante

El proceso para registrarse como donante de médula ósea es muy sencillo y la donación en sí no deja ningún tipo de secuelas al donante. Sólo (¡como si fuera poco!) le queda el antecedente de haber ayudado a salvar una vida.

Una extracción de sangre basta para quedar registrado en el registro nacional de donantes.

Para que la donación sea efectiva, es necesario que el paciente y el donante tengan una compatibilidad del 100%. Esto sólo ocurre en uno de cada 40 mil casos. Para ser donante se requiere estar sano, tener entre 18 y 55 años y pesar más de 50 kilos. Además, la persona no debe tener enfermedades transmisibles por sangre; no haber sido sometido en el último año a cirugías, estudios invasivos (como endoscopias o colonoscopias), tatuajes, piercings y acupuntura; no haber tenido relaciones sexuales de riesgo; no haber tenido fiebre, diarreas, ni vómitos, en los últimos 10 días; y no consumir drogas.

"Para que la donación sea efectiva, es necesario que el paciente y el donante tengan una compatibilidad del 100%"

Quien cumpla con esos requisitos, puede acercarse a los centros de donantes en todo el país, llenar un formulario de inscripción y una ficha médica, y firmar el consentimiento informado por el cual autoriza a que se le efectúe una extracción de sangre para estudios de marcadores genéticos ABO-HLA y serológicos, a fin de poder incorporarse al registro.

Según cifras oficiales de Incucai, "de los 26 millones de donantes de médula ósea que existen en el mundo, 73 mil se encuentran en el banco argentino". Y tras asegurar que los donantes aumentaron mucho en el último tiempo, estiman que la toma de conciencia que se observa en la sociedad este año duplicará esa cifra. Asimismo, destacaron desde el organismo que "también aumentaron los donantes argentinos que salieron para el mundo, especialmente Canadá y los EEUU".

A modo de conclusión, la especialista celebró que haya "más conciencia y más donantes de médula en el país". "Tal vez también hay más infraestructura para hacer más determinaciones de histocompatibilidad; todo el contexto está ayudando a resolver más casos que hace unos años".

El listado de las sedes de la red Incucai en Capital Federal para acercarse a donar

  162
162

HOSPITAL ITALIANO BUENOS AIRES

Servicio de Hemoterapia

Domicilio: Perón 4190 PB (7:30 a 13:30)

Tel.: 011-4959-0200 int 8531/8532

Técnica: Paola Tenca


HOSPITAL DE CLÍNICAS

Servicio de Hemoterapia 3º Piso

Dirección: Av. Córdoba N° 2351

Tel.: (011) 5950-8000 - Tel. directos: (011) 5950-8769 / 66

Técnico: Mirta Ruiz


FUNDALEU

Servicio de Hemoterapia

Dirección: José E. Uriburu N° 1450

Tel.: (011) 4877-1000 int.151/156

Técnico: Ruth Herrera


HOSPITAL GARRAHAN

Servicio de Hemoterapia

Dirección: 15 de Noviembre N° 2151 e/ Pichincha y Combate de los Pozos

Tel.: (011) 4122-6000 int.6235/6906 - 41226007

Técnico: Andrea Vargas


HOSPITAL RICARDO GUTIÉRREZ

Servicio de Hemoterapia (días martes únicamente)

Domicilio: Sánchez de Bustamante y Paraguay

Tel.: 4962-5819


HOSPITAL RAMOS MEJÍA

Servicio de Hemoterapia

Dirección: Urquiza N° 609

Tel.: 4932-7192 / 4127-0300 int. 443 - Tel. directo: (011) 4127-0355

Técnico: Silvio Ceriani (lunes y martes)


HOSPITAL DURAND

Servicio de Hemoterapia

Dirección: Díaz Vélez N° 5044

Tel.: (011) 4982-5555 int. 126

Técnico: María Soledad Mainz


HOSPITAL NAVAL BUENOS AIRES "PEDRO MALLO"

Servicio de Hemoterapia 1º Piso

Dirección: Av. Patricias Argentinas N° 351

Tel.: (011) 4864-7899 / 8399 / 4103-5398

Técnicos: Paola Francini (martes, miércoles y viernes)

HEMOCENTRO BUENOS AIRES

Domicilio: Av. Díaz Vélez Nº 3973

Tel.: (011) 4981-5020

Técnico: Silvio Ceriani (miércoles, jueves y viernes)


HOSPITAL ALEMÁN

Servicio de Hemoterapia

Domicilio: Av. Pueyrredón 1640 PB (CABA)

Tel: 4827 7283 o 4827 7000 int: 2935

Horario: lunes a jueves de 7 a 12, con previa solicitud de turno

Dra. Miriam Méndez o técnico Agustín Russo


HOSPITAL BRITÁNICO

Servicio de Hemoterapia

Dirección: Pedriel Nº 74

Tel.: (011) 4304-1081/89 int. 2570//2004

Técnico: María Alejandra González Blanco


Guardar

Nuevo