La madre coraje que lucha contra el ISIS: dejó a sus hijos para perseguir yihadistas en Irak 

La estadounidense Samantha Johnston tiene un chico de cinco años y gemelos de tres en Carolina del Norte. Un día decidió que debía cumplir su deber y partió en un avión a colaborar con las tropas kurdas. FOTOS

Guardar

Nuevo

  163
163
  163
163
  163
163
  163
163
  163
163
  163
163
  163
163
  163
163
  163
163
  163
163
  163
163
  163
163
  163
163

"Decidí venir a la pelea porque sentí que era mi deber", explicó la joven Samantha Johnston en una entrevista con el diario británico The Times, donde aseguró que se unió a la milicia de forma voluntaria y afirmó que se siente como en casa.

La historia de Samantha comenzó a ser conocida luego que decidiera contar algunas experiencias en su perfil de Facebook. En esa red social comparte fotos de sus familiares vestidos como militares y varias de sus publicaciones fueron populares en sitios web sobre noticias kurdas.

Entre 2008 y 2011 sirvió en el Ejército de Estados Unidos, desempeñándose como ingeniera geoespacial. Es divorciada, tiene un hijo de cinco años y gemelos de tres.


Break from training.

Posted by Samantha Jay on Miércoles, 20 de mayo de 2015

Cuando llegó al aeropuerto, se sintió sumamente triste, derramó lágrimas y casi cambia de opinión. Pero finalmente decidió viajar porque no podría mirar a la cara a sus hijos y decirles que no hizo nada para ayudar a las familias desamparadas en Irak.

A su regreso, planea fundar una organización humanitaria que pueda seguir ayudando a la comunidad kurda. En una de sus fotos de Facebook aparece repartiendo bocaditos a niños. "Estoy con gente increíble y me encanta estar aquí", señaló en otra publicación.

La joven Samantha contó que comenzó a investigar sobre el conflicto luego que el ISIS arrasara partes de Irak y Siria en 2014, aterrorizando a la minorías religiosas y étnicas.


Took some snacks to the refugee children

Posted by Samantha Jay on Martes, 12 de mayo de 2015

ISIS avanza

Los bombardeos de la aviación estadounidenses no impiden el avance de las tropas del grupo Estado Islámico en Siria e Irak, como lo demuestra la toma de la ciudad iraquí de Ramadi el domingo pasado.

Analistas subrayan que las victorias de las fuerzas gubernamentales en Irak sólo han sido posibles cuando hubo bombardeos para apoyar el despliegue de tropas.

Si la coalición liderada por Estados Unidos no tiene tropas en el terreno, el Estado Islámico, que cuenta con varios miles de combatientes, tiene posibilidades de conseguir nuevas victorias, aunque sean de poca importancia estratégica, considera Ayman Jawad al Tamimi, del grupo de investigación Forum de Oriente Medio. "La consigna del grupo es 'baqiya wa tatamaddad' [quedarse y expandirse]. Quizás no siga extendiéndose, pero seguramente se va a quedar", dice Al Tamimi.

Guardar

Nuevo