163
163

Podría ser una escena de Transformers o de Robocop, pero ocurre en las calles de Francia. Se trata del Iris Viséo, un invento cien por ciento galo que ya está disponible a la venta para servicios de seguridad públicos y privados.

De acuerdo con el diario Le Parisien, su principal innovación es el brazo telescopio que impulsa la cabina del conductor a una altura de 3,50 metros. Es ideal para vigilar cuando hay un contingente, como una manifestación o un evento social. Es eléctrico y el motor, fabricado en Nord-Pas-de-Calais, puede tomar una velocidad de 80 kilómetros por hora.

El vehículo acaba de ser probado por la Policía de Evry durante el carnaval que se celebró en esa ciudad el pasado 11 de abril. En esa ocasión, el coche se convirtió en la vedette más fotografiada por los presentes.

"La Policía municipal de Evry es reconocida por innovar y participar de las pruebas de nuevos materiales", explicó Fabrice Vivier, el director de marketing de Iris France, la empresa que comercializa el coche. "Por eso le hemos propuesto probar el Iris Viséo", agregó.

 163
163