AP 163
AP 163

Lo que se presentó como una manifestación espontánea contra los supuestos abusos de Chevron, durante la realización de la reunión anual de accionistas de la petrolera, habría sido una farsa montada desde Quito. El escenario fue el Permian Basin Petroleum Museum, en Midland, Texas.

El Estado ecuatoriano se encuentra desde hace varios años en una dura disputa legal con Chevron, a quien hace responsable de los daños ambientales provocados por Texaco, una subsidiaria, durante su explotación en el país. La compañía estadounidense rechaza las acusaciones esgrimiendo que no tenía vínculos comerciales con Texaco en el período que duró su presencia en Ecuador.

Desde que asumió la presidencia, Rafael Correa asumió la conducción de la batalla judicial y la llevó al terreno político. Cada vez que puede, aprovecha los foros internacionales para arremeter contra la empresa. La cumbre del pasado miércoles era un evento que no se podía desaprovechar.

En un artículo de Paul M. Barrett, Bloomberg Businessweek denunció que el encargado de montar la protesta fue Humberto Piaguaje, líder indígena cercano al gobierno y referente del reclamo. El punto débil del plan era que, como a los ciudadanos de Texas poco les importaba el pleito entre Ecuador y Chevron, no había gente suficiente para protestar.

 163
163

La solución que encontró el Gobierno, según informó el semanario, fue contratar a una productora. A través de ella, habría conseguido a un equipo de extras para que actúen como manifestantes por 85 dólares.

El reclutamiento se realizó vía email. Julieta Gilbert, productora ejecutiva de DFLA Films, la firma responsable, redactó el correo. "La empresa tiene que conseguir un grupo de personas para ayudar a documentar este evento.... Vamos a pagarle a cada participante 85 dólares. Estarán allí unas pocas horas (de 8 am a 12 pm). Necesitamos personas étnicamente diversas", escribió.

La cadena televisiva NewsWest 9 corroboró la denuncia. "Seguidores llenaron nuestra página de Facebook esta mañana diciendo que recibieron correos electrónicos que intentaban sobornarlos con el pago de 85 dólares para que se unieran a esta protesta", publicaron en su sitio web.

Steven Donziger es el abogado elegido por Ecuador para llevar adelante su caso. En 2011 había ganado un juicio por 19 mil millones de dólares contra Chevron en Ecuador, pero en marzo de 2014 un juez de Distrito de Estados Unidos dictaminó que el fallo se había conseguido con pruebas falsas, sobornos y extorsiones.

Su estudio de abogados negó participación en la protesta y señaló como responsable a MCSquared, una empresa de relaciones públicas con sede en Brooklyn, Nueva York.

Según Businessweek,

Ecuador viene patrocinando protestas pagas anti Chevron en todo el mundo

, a través de la gestión de MCSquared.