Los primeros peritajes descartan que el incendio en Valparaíso haya sido intencional

La principal hipótesis de los expertos es que dos aves se electrocutaron al pararse sobre un poste de alta tensión, lo que dio inicio al fuego. Las llamas se avigoraron y comenzó nuevamente la evacuación de la zona. Hay 12 muertos

Guardar

Nuevo

 Reuters 163
Reuters 163
 AFP 163
AFP 163

El voraz incendio que afecta desde el sábado a la ciudad chilena de Valparaíso y que causó la muerte de, al menos, 12 personas no fue ocasionado por la acción humana, de acuerdo con las primeras investigaciones. El periódico El Mercurio, que cita a fuentes vinculadas con los peritajes, las llamas habrían sido iniciadas debido a que dos aves (jotes) se electrocutaron luego de pararse sobre un poste de alta tensión.

El fuego se originó bajo un poste en Camino La Pólvora. Allí, las aves habrían sido víctimas de la alta tensión eléctrica debido a que los cables oscilaban y chocaban entre sí debido al fuerte viento. Esto hizo que varias chispas cayeran al suelo donde había hojas secas, las que luego se prendieron desatando el siniestro, según el mencionado periódico.

En ese momento -en que había 23 grados de calor y viento suroeste de 37,04 km/h- un funcionario de Conaf que se encontraba en el lugar vio salir humo desde la base del citado poste, tras lo cual dio aviso a sus superiores.

Este domingo por la mañana los efectivos del OS-9, del Departamento Forestal de Carabineros OS-5 y Labocar pudieron corroborar la información e incluso encontraron las aves, una de las cuales cayó al suelo por el viento.

Otro testigo declaró haber visto cómo las ráfagas sacudían el cableado. Ahora los efectivos policiales continuarán con la toma de declaraciones y peritajes para confirmar o descartar esta hipótesis.

Además de las víctimas fatales, el incendio ha destruido 1.000 viviendas y obligó la evacuación de más de 10.000 personas. Las llamas avanzan con velocidad porque continúan los fuertes vientos y las altas temperaturas; ya han consumido 800 hectáreas.

La Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) advirtió este domingo que el fuego no podrá ser extinguido "ni hoy ni mañana". De hecho, por la tarde, las llamas se avigoraron y disparó de nuevo las alertas. Las autoridades ordenaron más evacuaciones.

              

La presidente Michelle Bachelet viajó a Valparaíso y anunció el envió inmediato de ayuda. También decretó el estado de excepción y la zona de catástrofe. Ésta es la segunda tragedia que debe atender a un mes de su asunción. El 1° de abril un terremoto de 8,2 grados causó seis muertos y severos daños materiales en tres regiones del norte del país.

Guardar

Nuevo