162
162

Un increíble hecho que podría haber tenido consecuencias fatales sucedió el pasado jueves en Mar del Plata, durante la 49° edición de la Semana del Yachting realizada en la cancha de regatas Optimist Timoneles.


Ante la presencia atónita de más de 150 competidores de entre 12 y 15 años, un submarino S-31 de la Armada Argentina emergió del agua. En su salida, la nave arrastró una de las boyas y causó pánico entre los presentes, aunque según contaron los testigos todos pudieron continuar con la navegación. Luego de unos minutos, la regata fue suspendida.


Aunque el incidente no provocó heridos, la súbita aparición del navío podría haber puesto en riesgo la vida de los participantes, todos menores de edad.


Según informaron los organizadores de la competencia internacional de veleros, encargados ellos mismos de dar a conocer las imágenes del episodio a través de su cuenta de Facebook, serán reclamadas explicaciones sobre lo sucedido al Ministerio de Defensa, la Armada Argentina y la Prefectura Naval Argentina.


Fuentes del Ministerio de Defensa aclararon a Infobae que el submarino pidió el permiso correspondiente a Gendarmería, el cual se lo concedió porque no estaba al tanto de la regata.