El Senado aprobó el proyecto que prevé penar a los clientes de trata de personas

Avanza la iniciativa para modificar el código penal e imponer sanciones de hasta 15 años de prisión para quienes utilicen servicios sexuales de personas explotadas, siempre que conozcan esa situación. Podría ser ley si se aprueba en Diputados

Guardar

Nuevo

 DyN 162
DyN 162
 Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162

Con 41 votos a favor, ninguno en contra y una única abstención, el Senado aprobó ayer y giró a la Cámara de Diputados, un proyecto de ley que impone penas de prisión a quienes utilicen los servicios sexuales de víctimas de trata de personas, con conocimiento de esa condición.

La iniciativa, cuya autoría corresponde al senador Aníbal Fernández, del Frente para la Victoria; fue presentada con el acompañamiento y la firma de Graciela Di Perna, del Frente por la Integración de Chubut, y Sonia Escudero, del Peronismo Federal.

El proyecto de ley establece penas de uno a cuatro años de prisión para "quien utilice o procure servicios sexuales de una persona sabiendo o debiendo saber que es una víctima de trata de personas".

Las penas serán de cuatro a seis años de prisión cuando el cliente se valga de abuso de autoridad, amenaza o utilice como pago el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre la víctima.

El mismo tiempo de prisión les correspondería a los clientes que se desempeñen como funcionarios públicos o integren una fuerza de seguridad, policial o penitenciaria.

La iniciativa también establece que la pena será de cinco a diez años cuando la víctima sea menor de 18 años y de seis a 15 cuando la víctima tenga menos de 13 años.

Fernández defendió el proyecto al señalar que el delito de la trata de personas "tiene tres patas: la víctima, el reclutador y el que paga por ese servicio".

En tanto, Escudero recordó el caso del intendente de la localidad salteña de Salvador Mazza, Carlos Villalba, quien fue encontrado en un prostíbulo durante un allanamiento policial por una denuncia de trata de personas.

La senadora salteña sostuvo que con este proyecto "debería haber ido preso" y agregó: "El intendente fue destituído. Pero no fue inhabilitado y ahora es candidato de nuevo".

La iniciativa no tuvo votos en contra y sólo tuvo una abstención por parte de la senadora del Frente Amplio Progresista (FAP) Norma Morandini, quien argumentó que durante el tratamiento del proyecto en comisiones "no se escucharon a todas las organizaciones contra la víctima de trata".


Guardar

Nuevo