162
162
 162
162
 162
162
 EFE 162
EFE 162
 162
162

Después de pasar cerca de Marte y Júpiter entre el 1º y el 3 de septiembre, la Luna se interpuso entre la Tierra y Venus este domingo a la noche, un fenómeno que pudo ser presenciado a simple vista o con binoculares desde esta tarde y hasta comienzos de la noche de ayer.

Según Miguel Gilarte Fernández, director del Observatorio Astronómico de Almadén de La Plata y presidente de la Asociación Astronómica de España, "la Luna oculta al planeta Venus durante un breve período de tiempo, lo que los astrónomos llaman 'ocultación'".

En la Ciudad de Buenos Aires y toda el área metropolitana el fenómeno pudo verse a partir de las 18:50, diez minutos después de la puesta del Sol. Sin embargo, sólo quienes estén atentos podrán presenciarlo, ya que la ocultación durará tan sólo 30 segundos.

Por las condiciones meteorológicas favorables, el fenómeno pudo verse a simple vista, aunque se recomendó el uso de binoculares. De todas formas, las provincias de Jujuy, Salta, Formosa, Chaco, Misiones, Catamarca, Santiago del Estero y Corrientes no pudieron apreciarlo.

La segunda parte del fenómeno, en tanto, comenzó a las 19:53, cuando ya cayó la noche. En ese momento, Venus reapareció por el borde iluminado de la Luna y ocurrió el momento más espectacular de la jornada: a medida que fue descubriéndose, se fue "encendiendo" durante otros treinta segundos, hasta luego separarse de la Luna.

 162
162

En realidad, todo el mes de septiembre tendrá eventos espaciales de magnitud, ya que además de las alineaciones particulares que tendrá la Luna con Marte, Júpiter, Saturno y Venus, el cometa ISON pasará cerca del planeta rojo. Este viernes 6, por la noche, se lanzó una sonda lunar.

La LADEE (Lunar Atmosphere and Dust Environmental Explorer) partió desde el centro Wallops Flight Facility en Virginia, Estados Unidos. Orbitará el satélite natural terrestre para examinar su clima. El viaje demorará 30 días, habrá otro mes de chequeo de instrumentos y luego 100 días de tareas científicas.

Pero el espectáculo, al menos para los que no estamos en los centros de la NASA, pasará por la interacción de la Luna con dos planetas del sistema solar en la primera semana del mes.

En una nota escrita para el diario ABC, Gilarte describe cómo será el fenómeno: "La Luna, el día 9 en fase creciente, tendrá poco más de 3 días de edad. La Luna en cuarto creciente, es decir, cuando vemos media Luna, tiene 7 días de edad, por lo que observaremos a simple vista y para ese día una Luna muy fina en forma de 'C' invertida".

 162
162

Así fue que ocultó durante un tiempo a Venus, el planeta más fácilmente visible desde la Tierra. Luego, irá por Saturno. Sigue Gilarte: "La Luna habrá avanzado en el cielo hacia el oeste, en su movimiento de traslación alrededor de la Tierra. En esta ocasión y de su mano, nos llevará a ver el planeta Saturno, la 'estrella' más próxima y brillante a la Luna y con respecto a ella se encuentra arriba y a la derecha".

A diferencia de los eclipses de Sol, que necesitan ser observados con cierto cuidado para proteger la vista, estos fenómenos pueden ser seguidos sin riesgo alguno.

Por último, ya exclusivamente visible para los expertos de la NASA, el cometa ISON pasará muy cerca de Marte (11 millones de kilómetros) el 27 de septiembre y será investigado a través del observador marciano que la agencia espacial norteamericana tiene en la órbita del planeta rojo.