162
162
 Reuters 162
Reuters 162
 Reuters 162
Reuters 162
 Reuters 162
Reuters 162
 Reuters 162
Reuters 162
 Reuters 162
Reuters 162
 Reuters 162
Reuters 162
 Reuters 162
Reuters 162
 AFP 162
AFP 162

La muestra The Human Body Exhibition, que oportunamente visitó la Argentina (en 2011 pasó por Buenos Aires, La Plata, Mar del Plata, Córdoba y Tucumán) está generando polémica en Italia. Actualmente se exhibe en el Palaolompico de Turín, y hubiera debido finalizar el 13 de enero. Pero dado el número de visitantes, la misma se prolongó hasta el 17 de abril.

Se trata de una exposición de ejemplares de cuerpos, miembros y órganos humanos verdaderos, y al técnica con la que eso se hizo posible se denomina plastinación, y consiste en conservar tejidos humanos deteniendo la descomposición mediante la utilización de goma siliconada.

Pero naturalmente, el éxito de la muestra The Human Body Exhibition se vio nublado, en Italia, por algunas polémicas, sobre todo por parte de los exponentes de la comunidad científica, quienes tomaron distancia de esta iniciativa desde el día de la apertura de la muestra. En especial el director del Museo de Anatomía Humana de Turín, Giacomo Giacobini, que señala tres razones: "Los cadáveres expuestos pertenecen a chinos condenados a muerte y ajusticiados"; "Esta muestra es presentada como válida y útil desde el punto de vista didáctico, pero no es así. He leído el folleto de presentación, donde no faltan errores fatales, como afirmar que los impulsos nerviosos viajan a la velocidad de la luz, lo que es una verdadera estupidez"; y finalmente "Las poses dinámicas. Las hacen pasar por arte contemporáneo, pero noe s así. Como docente de anatomía tengo el mayor respeto por los cadáveres. Y aquí nos encontramos más allá de los límites del decoro. No hay que olvidar que cada cadáver fue una persona."

En Francia, la muestra fue definida por la Corte de Casación como "una indecente expopsición de cadáveres con fines comerciales". En Italia la misma muestra tuvo un éxito enorme.

Los organizadores de la muestra defienden la exposición alabando el valor científico de la misma, muestra que, desde su punto de vista, sirve para instruir a los visitantes acerca de las funciones de cada uno de los distintos aparatos del cuerpo humano y volviendo comprensible su increíble complejidad y belleza.

Hace unos días, un grupo de personas firmó una solicitada dirigida al intendente de Turín, Giuliano Pisapia, pidiendo el cierre inmediato de la muestra, definida como "abominable".

La solicitada hace mención a algunos artículos que circularon en los últimos años sobre la muestra donde se pone en duda la procedencia de los cadáveres, aludiendo a la posibilidad de que hubiesen sido obtenidos por vías ilícitas y sin una donación regular, certificada y firmada por las personas cuando todavía estaban con vida.

No es la primera vez que la muestra es acusada de utilizar cadáveres provenientes del tráfico negro, o de países como China y algunos estados que en un tiempo formaron parte de la Unión Soviética. Los organizadores siempre rechazaron estas acusaciones mostrando documentos que atestiguan la efectiva regularidad de la donación de los cuerpos.