Soñar en colores

Hay quienes sueñan en colores y los que sólo ven en blanco y negro. Para cada caso hay una explicación y un significado que se manifiesta a través de ellos

Soñar en color es muy frecuente. Su presencia en los sueños de una persona significa la fuerza de sus sentimientos y de su vitalidad.

Si los sueños se desarrollan en blanco y negro, en cambio, es que tienen un carácter más intelectual o nostálgico.

Cuando un componente del sueño tiene un color determinado hay que conjugar el sentido de este elemento con el de ese color. Así por ejemplo la casa es una imagen de nosotros mismos, y una casa blanca representa nuestra personalidad de manera pura y consciente.

Son cuatro los colores fundamentales, cada uno representante de las energías psíquicas básicas. Se trata del azul, el rojo, el verde y el amarillo. Al añadir otros cinco tonos, se obtienen los colores principales.

Azul: El azul es el color del ánimo, de la paz de espíritu y del corazón. Es un color frío evocador de la distancia, el reposo y el intelecto. Puede tener un efecto relajador y proponer un progreso intelectual, o incluso espiritual, o bien un efecto helador indicando una carencia de calor afectivo. Es el color del autocontrol, del equilibrio y de la tolerancia. Por ejemplo, un vestido azul indica una personalidad tranquila y reflexiva. La tonalidad azul celeste es más poética y está ligada a la infancia. El azul marino es más meditabundo y es la representación de la fuerza en la calma. Algunos azules, sin embargo, como los tonos del hielo, son demasiado fríos y muestran una imagen de autoridad con gran ausencia de amor o compasión.

Rojo: El rojo es el color de las fuerzas vitales y de los sentimientos. Un color cálido que evoca amor, ardor, calor, acción, ... Puede ser fuente de vitalidad y dar energía y valor, o bien fuente de destrucción y quemar por pasión y cólera, indicando falta de distancia.
Es el color de la alegría de vivir, de optimismo y conquista. Por ejemplo, una habitación con las paredes pintadas en rojo es indicativo de una fuerte pasión amorosa.
La tonalidad rosa es símbolo de feminidad y dulzura, como también lo es de la infancia.
El rojo oscuro representa la madurez y la evolución de los sentimientos hacia una mayor sabiduría vital. Sin embargo los rojos estridentes son imagen de agresividad y cólera, con falta absoluta de templanza y sosiego

Amarillo: El amarillo es el color de la luz y de la intuición. Es un color cálido evocador de la audacia, el potencial y la voluntad. Representa el poder, las energías y fuerzas celestes, y la capacidad de ver más allá. O bien significa la ceguera, los celos y la tiranía. Es un color propio de las fuerzas superiores y de la eterna juventud. Por ejemplo, un coche amarillo indica una manera de conducir basada en la intuición.
La tonalidad trigueña está más ligada a la fecundación y a la fertilidad.
El amarillo limón representa la juventud y la nota de acidez.
El amarillo oro es símbolo de todo tipo de riquezas. Sin embargo, algunos amarillos son reflejo de acritud y resentimiento. Es el oro empañado por la suciedad de la traición y las vanidades.

Blanco: El blanco no es propiamente un color. Representa a todos. Sin embargo se le atribuye los conceptos de conciencia y pureza; simboliza la castidad, la inocencia y la primera infancia. O bien puede significar la vejez y el fin de la vida. Es también la imagen de la sabiduría y del tiempo y símbolo del universo de las virtudes y de los procesos de toma de conciencia. Por ejemplo, un mantel blanco es indicativo de comunión con aquellos que están alrededor de la mesa.
La tonalidad gris representa la tristeza, pero también la depuración y el estilo. Ahora bien, cuidado, algunos blancos son el reflejo de absentismo, inercia e indiferencia.

Naranja: El naranja es el color de la energía y del sentimiento del amor eterno. Es un color cálido que evoca las potencialidades del amor y la fuerza de las acciones emprendidas, o bien representa la cólera destructora, los celos y la lujuria. El naranja es una imagen de la unión de fuerzas espirituales y de pasiones. Es el fuego dominado y la creatividad inspirada. Es un símbolo de expansión y vitalidad. Por ejemplo, un pelo cobrizo o pelirrojo es símbolo de una personalidad fogosa y de un espíritu independiente. El color naranja claro representa la dulzura en la alegría. Un naranja vivo es imagen de pasión. Ahora bien, algunos naranjas representan la agresividad y la cólera.

Violeta: El violeta es el color de la espiritualidad y de la sensualidad. Es un color intermedio que alía las energías del espíritu con las del cuerpo. Representa el universo místico, la elevación de la sensualidad hacia el conocimiento espiritual. También significa servilismo y renuncia. El violeta es el color imagen de los espíritus melancólicos y sutiles, el del mundo poético. Por ejemplo, un diván violeta es símbolo de deseo sensual refinado y espiritual. La tonalidad malva refleja la cara amable de la vida y la finura de espíritu. El púrpura es más sensualidad e incluso apasionamiento. Sin embargo algunos violetas son imagen de esclavitud, sumisión y duelo

Marrón: El marrón es el color de la tierra y de los objetos materiales. Es un color cálido evocador del manto terrestre y de la protección materna. O bien representa la pasividad, la pereza y el lado pesado de la vida. El marrón es imagen de seguridad, de realización material y concreta. Es el color del éxito material y del consuelo. Como símbolo del universo de las sensaciones es reflejo del sentido común. Por ejemplo, un libro marrón representa un saber seguro y ancestral sobre el que poder apoyarse.
El color tierra es imagen de paz y tranquilidad.
El marrón oscuro representa la fuerza de la tradición. No obstante algunos marrones son símbolo de mala intención, egoísmo y avaricia

Negro: El negro no es un color sino la ausencia de color. Se le atribuyen las nociones de la nada y de la inconsciencia. Representa el magma original fuente de todas las potencialidades y lugar de renovación. O bien puede ser símbolo del fin de los tiempos, de la muerte y la degradación. También es reflejo de sabiduría y prudencia.
El color negro simboliza las fuerzas subterráneas y el abandono. Por ejemplo, un pájaro negro es signo del inconsciente en vigilia. La tonalidad gris oscuro representa la potencia contenida. Ahora bien, algunos negros son las imágenes de la renuncia o de la rebelión y la violencia.

Verde: El verde es el color de la naturaleza, la fecundidad y la esperanza. Es un color frío evocador de las fuerzas vitales, la salud y la renovación y representante también de la regeneración, el nacimiento y la confianza en el futuro. Pero asimismo puede ser el cerco de un ciclo vegetativo en el que la actividad reflexiva esté ausente. Por ejemplo, unos zapatos verdes indican las capacidades creativas y fecundas de la persona.
La tonalidad verde claro es una nota de esperanza.
El verde oscuro es maduración espiritual.
El verde turquesa indica sensibilidad y sutileza. No obstante algunos verdes representan la tristeza o un ensimismamiento carente de sentimientos y pensamiento creativo