El test de los cinco sombreros no presenta demasiada dificultad
El test de los cinco sombreros no presenta demasiada dificultad

Se trata de un clásico de los acertijos, el cual despierta curiosidad e interés entre quienes se proponen resolverlo. La dificultad no es mucha, aunque se requiere cierta concentración para encontrar, mediante la lógica, la respuesta al enigma de los cinco sombreros.

En una mesa hay tres sombreros negros y dos blancos. Tres señoras en fila india se colocan, cada una, un sombrero al azar sin mirar el color del mismo.

Luego, con la mirada hacia el frente, se le pregunta a la mujer ubicada en el tercer lugar de la fila si puede, mediante la observación de los sombreros que tienen colocados las otras personas, saber de qué color es el suyo. Pero la respuesta es negativa.

Se le pregunta a la segunda señora de la fila, que ve solo el sombrero de la primera, y también responde negativamente. Por último, la primera señora de la fila, que no ve ningún sombrero, consigue responder acertadamente de qué color es su sombrero.

¿Cuál es este color y cuál es la lógica que utilizó para saberlo?

La solución del enigma de los sombreros es muy sencilla
La solución del enigma de los sombreros es muy sencilla

Solución

– La última señora de la fila puede ver el color del sombrero de sus compañeras. Si no puede saber cuál es el color del suyo es porque los otros dos no son blancos. Por lo tanto, o los dos son negros o es uno de cada color.

– La segunda señora de la fila puede ver el color del sombrero de la primera y, además, ha deducido lo que pensó la tercera señora de la fila. Si tampoco responde a la pregunta es porque ve que el color del sombrero de la primera señora es negro. Si fuera blanco sabría que el suyo es negro.

– El primero, precisamente por ese mismo planteo, deduce que su sombrero es negro.

LEA MÁS: