La muerte de Paul Walker, el célebre actor norteamericano de grandes películas conmoncionó al mundo del espectáculo, generando un gran movimiento en redes sociales, especialmente entre los seguidores del intérprete.

De acuerdo con la publicación de TMZ, los abogados de Meadow Rain, la hija de Paul Walker, presentaron como prueba contra Porsche un correo electrónico del año 2006, escrito por uno de los empleados de la firma, donde decía que "unos 200 de los 1.280 Porsche Carrera GTS que se había producido había sido 'siniestro total' en los primeros 2 años que se vendieron, entre 2003 y 2006".

Cabe recordar que Paul Walker falleció en un accidente de tráfico mientras conducía su Porsche Carrera GT, y que los abogados de su hija pretenden demandar a la compañía automovilística al considerar que el siniestro mortal se produjo por una falla de seguridad del vehículo.

No obstante, tras notificar esto, el empleado afirmó que era "una gran noticia para los propietarios restantes porque al haber menos unidades aumenta el precio de los GT que quedan".

En relación al tipo de accidente, el empleado detalló que uno de los GT accidentados "chocó en un carrera y que aseguraba que iba a menos de 30 millas por hora (unos 50 km/h) y quedó aplastado contra un poste telefónico. ¡Parecía que iba más de 30 a millas!".

Ahora, los abogados de Meadow Rain afirman que, de haber tenido en cuenta estos datos, Porsche podría haber advertido "del peligro de los GT", evitando así el fallecimiento del actor. La compañía, no obstante, se defiende explicando que ya se determinó que el accidente de Paul Walker se produjo porque "conducía de forma temeraria y a una alta velocidad".

LEA MÁS