(iStock)
(iStock)

El bitcoin encierra atracción y misterio. Muchos se preguntan sobre su futuro, otros miran de costado sin terminar de entender bien de qué se trata y algunos ya decidieron apostar a esta moneda digital que en el último tiempo tuvo un crecimiento meteórico y alcanzó, al cierre de esta nota, los USD 2.700 por unidad. Cabe destacar que como el bitcoin fluctúa exclusivamente a partir de la oferta y al demanda, tiene gran volatilidad: el 19 de julio valía USD 1.900.

El principal atractivo de esta criptomoneda es que es descentralizada, es decir que no depende de la regulación de gobiernos ni bancos. La comunidad de usuarios se encarga de supervisar cada transacción.

Hoy es un día importante para el mundo del bitcoin, ya que una propuesta de modificación de software podría derivar en una bifurcación fuerte (hard fork) de la criptomoneda. Esto podría generar variaciones en la cotización o incluso la pérdida de los registros de las operaciones que se realicen hoy y en los próximos días.

La bifurcación ocurre cuando se implementan cambios en la versión del código. La blockchain, que es donde quedan almacenadas las transacciones, es una estructura de datos descentralizada donde hay diferentes copias en nodos, que son las computadoras donde se aloja el software.

"El 31 de julio a las 21 GMT-0300 (hora estándar de Argentina), la blockhain podría experimentar una bifurcación, esto es cuando una parte de los nodos emplean un software con la cual la otra porción de los nodos no es compatible", se lee en el comunicado de Bitcoin.org.

Cuando sucede una bifurcación dura o hard fork, los nodos no pueden validar los bloques creados por otros que se rigen por nuevas reglas.

En cambio, en una bifurcación blanda o soft fork se introduce un código que es compatible con las versiones anteriores del programa, con lo cual no se generan disrupciones y, por ende, no hay problema de validación. Todo se resuelve con actualizar el software.

El dilema de hoy es que hay riesgo de que se genere una bifurcación dura. "No hay consenso. Existe un grupo disidente que busca cambiar de manera abrupta algunas reglas que limitan el potencial de la red bitcoin. Este grupo propone un protocolo alternativo (BCC)", destacaron desde Ripio, la billetera digital de bitcoin.

Hay grandes propuestas enfrentadas. Por un lado está Core, que desea implementar SegWit, y por el otro se encuentran Bitmain y Segwit2x.
Si un protocolo alternativo consigue suficiente consenso de parte de la comunidad, se activará un hard fork, que producirá una cadenas paralela (en este caso, BCC), incompatible con la cadena inicial de bitcoin, subrayaron desde Ripio.

La primera consecuencia de un día como hoy, donde se plantea la posible bifurcación es que los bitcoins que se reciban o envíen durante este período podrían desaparecer.

De ahí que los especialistas sugieren no realizar movimientos durante este período de incertidumbre. Un verdadero "apagón" en lo que refiere a las operaciones con bitcoins, como medida de precaución.

Una vez que la situación se resuelva, las operaciones podrán ser verificadas como se hace habitualmente en bitcoin o se podría derivar en dos versiones de criptomonedas.

"En este último caso se deberán tomar nuevas medidas para comenzar a recibir bitcoins de forma segura otra vez", se detalla en el comunicado de bitcoin.org.


Los motivos del cambio

"En cuanto a lo técnico hay varias propuestas de mejora que se han hecho, sobre todo para ampliar la capacidad en cada transacción de los bitcoins, para mejorar su velocidad de procesamiento y otras cuestiones", dijo Alejandro Sewrjugin, autor del libro Entendiendo al bitcoin: la tecnología que está transformando el mundo.

El especialista tiene una visión bastante positiva sobre el tema. Por un lado sugiere perder el miedo porque esta bifurcación, si ocurre, no necesariamente debería derivar en un desplome del valor del bitcoin sino que, incluso podría favorecerlo.

"Tener dos cadenas en simultáneo podría servir para probar el uso de diferente tecnologías y generar mayor innovación", analizó.

También recordó que Ethereum se dividió en dos: ETH y ETC por diferencias entre un grupo que creía mejor una tecnología, y el otro que no.

Las posibles consecuencias

Uno de los miedos es que si surgen dos criptomonedas, la que tenga más aceptación en la comunidad subiría su valor, en tanto que la que quede rezagada bajaría su cotización.

Claro que esto entra dentro del terreno de la especulación. Sólo te trata de evaluar factores, analizar estadísticas y proyectar en base de comportamientos que se hayan visto en el pasado.

"Yo espero una crecida en la cotización del bitcoin original. De hecho ya subió y está por llegar al pico de USD 3.000 que tuvo hace poco. Creo que después del primero de agosto lo perfora y sube a nuevos niveles", evaluó Sewrjugin.

El experto dijo que una gran parte de los mineros (que son quienes procesan las transacciones con un hardware especializado y reciben un pago en bitcoin por este servicio) implementaron ya el BIP 91, que es una versión de SegWit que no obliga a la división, lo cual no generaría inconveniente para los usuarios aún cuando se genere la bifurcación.

"De todas maneras Bitmain, que está en China y es un referente grande por el poder de minado de bitcoins que tiene impulsaría igual el BCC. De producirse eso, lo único que ocurriría es el surgimiento del BCC como una nueva moneda, que además, estaría copiando la cadena del bitcoin original al día 1 de agosto", detalló.

En este sentido, quienes tengan bitcoin tendrán también una "copia" en BCC a la que podrían acceder sin perder acceso a lo otro.

En caso de que ocurriese la bifurcación, desde Ripio advierten que ellos, al igual que otras billeteras digitales decidieron no soportar la cadena alternativa.

"Si un usuario tenedor de BTC quisiese operar con BCC, deberá enviar sus bitcoins a una billetera que soporte el nuevo protocolo antes del lunes 31 a las 21 horas (Argentina)".

Y remarcaron que después de la potencial bifurcación los bitcoins almacenados en Ripio están seguros. "Nuestros usuarios tienen total control de los fondos almacenados en sus billeteras y las claves de acceso a los mismos", concluyeron.

Precauciones

Esa incompatibilidad podría ocasionar que las las confirmaciones en la red bitcoin puedan volverse poco fiables o difíciles de probar. Es decir que los bitcoins que se reciban o envíen justo durante o después del evento podrían desaparecer de la cartera digital o ser una criptomoneda que algunos no acepten como forma de pago.

De ahí que desde Bitcoin.org se recomienda no realizar operaciones con bitcoins hoy ni en las próximas 48 horas o hasta que la situación se resuelva. Es fundamental mantenerse informado sobre el progreso de esta situación, antes de realizar cualquier transacción. Lo que ocurra hoy después de las 21 horas es clave.

"Lo que habría que hacer como recaudo es pasar los bitcoin a una billetera en una máquina propia o smartphone. No dejarlos en la nube, no porque vaya a suceder algo, pero es mas seguro así. Y luego desde esa billetera pueden recuperarse los BCC nuevos también", concluyó Sewrjugin.

LEA MÁS: