Equipos que no funcionaron, promesas incumplidas y un ciberataque que dejó en evidencia un gran nivel de vulnerabilidad en internet de las cosas son algunos de los fiascos techie de 2016. Aquí, un recorrido por algunas novedades tecnológicas que trajeron más problemas que alegrías.

1. Zetta, el falso teléfono

Los celulares Zetta son producidos por una pequeña compañía de Extremadura, en España.
Los celulares Zetta son producidos por una pequeña compañía de Extremadura, en España.

La empresa española Zetta comercializó bajo su propia marca teléfonos Xiaomi. Esto se descubrió a raíz del modelo Zetta Conquistador que, según se pudo ver en diferentes fotografías difundidas en las redes sociales, no era más que el Xiaomi Redmi 2, con el logo de Zetta superpuesto. Desde la empresa salieron a decir que solamente comparten "componentes electrónicos con algunas empresas del sector asiático" con el fin de trabajar "en la mejora, adaptación y usabilidad del smartphone para los clientes europeos". Fue un gran fraude para muchos que consideraban a la joven compañía de Extremadura como un ejemplo de innovación.

2. Accidentes en el mundo Tesla

La Autoridad Nacional de Seguridad del Tráfico en Carretera de Estados Unidos (NHTSA) abrió una investigación que abarcó a 25.000 vehículos Tesla Model S.
La Autoridad Nacional de Seguridad del Tráfico en Carretera de Estados Unidos (NHTSA) abrió una investigación que abarcó a 25.000 vehículos Tesla Model S.

Tesla estuvo en el centro de las noticias y no por los mejores motivos. En agosto un Model S 90D se prendió fuego en Biarritz, Francia durante un test drive. De pronto se comenzaron a sentir ruidos fuertes desde el motor y en el tablero apareció un "error de carga", según explicó el conductor que, afortunadamente, pudo salir a tiempo. Pocos minutos después de la alerta, el auto se cubrió de llamas.

Ya se había prendido fuego un mes atrás un Tesla Model S durante un accidente en Indianápolis, Estados Unidos. En ese caso, tanto el conductor como el acompañante fallecieron de inmediato. Desde Tesla dijeron que no estaba operando el piloto automático al momento del accidente porque, de haber sido así, se hubiera reducido la velocidad de forma automática.

Por otra parte, la Autoridad Nacional de Seguridad del Tráfico en Carretera de Estados Unidos (NHTSA) abrió una investigación que abarcó a 25.000 vehículos Tesla Model S, después de un accidente ocurrido en 2015, en Florida, a raíz del cual falleció el conductor del automóvil, el pasado 7 de mayo. En ese entonces, el vehículo fue arrollado por el tractor. Según explicó Tesla en esa ocasión, "ni el piloto automático ni el conductor detectaron el lado blanco del tractor-remolque en un cielo muy brillante y no se activaron los frenos".

3. El Samsung Galaxy Note 7 y las baterías que se prenden fuego

Un Samsung Galaxy Note 7 cuya batería explotó (Forbes)
Un Samsung Galaxy Note 7 cuya batería explotó (Forbes)

El Galaxy Note 7, anunciado con gran pompa, fue uno de los dispositivos más esperados del año. Pero la alegría fue fugaz. Al poco tiempo de salir al mercado se reportaron varias explosiones de baterías. Luego de muchos idas y vueltas, Samsung decidió retirar del mercado el Note 7 a raíz de estos accidentes. Este fiasco tuvo un importante impacto financiero en la compañía: el 11 de octubre registraron una pérdida de casi USD 20.000 millones en capitalización bursátil. Fue el mayor descenso intradiario desde 2008.

4. Noticias falsas en Facebook

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook
Mark Zuckerberg, CEO de Facebook

El primer gran fiasco en lo que respecta a difusión de noticias falsas se dio a conocer en agosto, luego de que Facebook decidiera eliminar sus editores humanos y los reemplazara por algoritmos. En aquel entonces tuvo mucha repercusión un artículo publicado por la red social que describía a la conductora estadounidense Megyn Kelly como "traidora" y decía que la cadena Fox News, donde trabaja la periodista, había decidido su despido.

Esto prendió una alarma y luego de algunas investigaciones se supo que otros artículos que se viralizaron por la red tampoco eran ciertas. Hubo un particular pico de noticias falsas durante la campaña electoral en los Estados Unidos. Esto hizo que algunos sectores buscaran responsabilizar a Mark Zuckerberg por el triunfo de Donald Trump. Desde la empresa repudiaron estas críticas y, por otra parte, lanzaron una campaña para identificar y detener la difusión de noticias falsas.

5. Los relojes Basis Peak que generan quemaduras

Los relojes Basis Peak fueron retirados del mercado porque, al recalentarse, pueden producir quemaduras en la piel.
Los relojes Basis Peak fueron retirados del mercado porque, al recalentarse, pueden producir quemaduras en la piel.

Basis, de Intel, decidió retirar del mercado su smartwatch Basis Peak, por riesgo de quemaduras. Según reconocieron desde la empresa, cuando el reloj se recaliente puede causar ampollas, quemaduras o dolor. El equipo fue incluido en la red de alerta de productos de consumo no alimenticios que coordina la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), de España. Desde la empresa dijeron que actualizaron el software e incorporaron mejoras para solucionar el tema pero no lo lograron resolver.

6. Accidentes con la Go Pro Karma

Apenas dos meses después de que GoPro lanzara su primer drone, el GoPro Karma, la empresa tuvo que retirar del mercado unas 2.500 unidades por problemas de funcionamiento. Los equipos perdían potencia durante el vuelo y caían de forma repentina.

" Sentimos los inconvenientes causados a nuestros consumidores y estamos dando cada paso para hacer el proceso de devolución del dinero lo más fácil posible", dijo en su momento el CEO de la compañía, Nick Woodman. Por el momento no hubo más anuncios. Quizás el año próximo sorprendan con un nuevo equipo.

7. Yahoo y el robo masivo de datos

(storagecraft)
(storagecraft)

No fue un gran año para Yahoo. A mediados de noviembre reconoció que más de 1.000 millones de cuentas habían sido vulneradas en un ataque de agosto que se llevó adelante en 2013. Esto se sumó a la infiltración que se había registrado "a fines de 2014" y que afectó a 500 millones de cuentas.

La compañía dijo que la información robada podría incluir nombres, direcciones de correo electrónico, números telefónicos, fechas de nacimiento, así como preguntas y respuestas de seguridad. Aunque, según dijeron no habría implicado datos de cuentas bancarias o tarjetas de crédito.

8. Internet de las cosas y un gran problema de vulnerabilidad

(Shutterstock)
(Shutterstock)

Este año se produjo uno de los ciberdelitos más grandes de la historia. Fue un ataque masivo DDoS (por denegación de servicio) en el cual más de 500 mil cámaras inteligentes fueron afectadas por un botnet o red de bots empleados para controlar a varios equipos de forma remota. Esto dejó en evidencia que con internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés), donde los electrodomésticos, equipos y puerta funciona de forma remota e interconectada, se abre también una nueva ventana para que los hackers puedan actuar a sus anchas.

Este tipo de problemas en equipos de IoT no son nuevos, pero nunca se habían experimentado a este nivel. Fue un ciberataque de gran envergadura y dejó en claro que hay mucha vulnerabilidad y aún falta tomar medidas efectivas de seguridad para protegerse de toda la información que circula por estas nuevas redes de comunicación.

LEA MÁS: