Hacer un gesto con los dedos y hacer aparecer el holograma de una bailarina, un perro o una mesa. Con otro movimiento, lograr visualizar delante nuestro, una versión digital de un buscador. O bien materializar un asistente virtual que nos informe el clima, el mejor trayecto para ir al trabajo o cuáles son nuestros compromisos del día. Todo eso es posible con los HoloLens de Microsoft.

En los estudios de Infobae probamos el equipo y tuvimos una experiencia sorprendente:

Los HoloLens tienen sonido espacial y lentes de alta definición holográfica y transparente. También incluye sensores avanzados, un sistema de última generación en un chip así como una unidad de procesamiento holográfico (HPU) nueva que "entiende" y procesa, en tiempo real, los datos que recibe del entorno.

Se trata de gafas de realidad mixta que, "a diferencia de lo que sucede con los dispositivos de realidad aumentada o virtual, tiene sensores que detectan los espacios físicos y eso hace que los elementos virtuales que se proyectan puedan interactuar con los espacios físicos. Eso quiere decir que el perro que pones en la mesa la reconoce y si sigue caminando se cae", remarca Rodolfo Finochietti, director de producción de Lagash, una empresa que, entre otras cosas, está desarrollando software para estos dispositivos.

HoloLens, los anteojos de computación holográfica
HoloLens, los anteojos de computación holográfica

Microsoft puso a la venta los equipos en febrero de este año para que especialistas creen programas que puedan ser usados con este equipo, que es una mini computadora portátil con forma de anteojos.

"Es la primera computadora holográfica sin ataduras, sin cables, teléfonos o conexión a una PC", resaltó Microsoft cuando presentó los HoloLens.

No necesitan estar conectados a nada más, sólo basta ponerse las gafas y, con un gesto de dedos, se puede abrir el navegador, o seleccionar distintos hologramas para que se "materialicen" en el entorno en el que se encuentra el usuario.

Estas gafas tienen aplicaciones en el universo lúdico. El año pasado en el evento de videojuegos E3 se hizo una demostración de cómo sería jugar a Minecraft en versión holograma.

También se puede usar para proyectar muebles en un ambiente y así planificar la mejor manera de decorar un ambiente.

Es posible crear programas con fines educativos y científicos. El universo infinito y éste es apenas el comienzo. Se proyecta que en los próximos años sea un dispositivo que esté totalmente integrado a la vida diaria como sucede hoy con los celulares.

"Nosotros desarrollamos una aplicación para que científicos puedan manipular moléculas y puedan entender mejor ciertas enfermedades como el zikaAlzheimerer y demás y desarrollar mejores tratamientos y cura también más rápidamente", destacó Finochietti.