La picadura del alacrán tóxico puede ser altamente mortal en niños y ancianos (iStock)
La picadura del alacrán tóxico puede ser altamente mortal en niños y ancianos (iStock)

En lo que va de 2017 ya murieron dos niñas a raíz de una picadura de alacrán: Isabella Orellano, de 4 años y oriunda de Villa María, e Isabella Sánchez Quevedo, de 7 años, quien fue picada en Villa Carlos Paz. Ahora, Tobías, un niño de apenas 5 años, todavía lucha por su vida después de haber sido picado por un alacrán en su casa del barrio porteño de Palermo Soho.

El alacranismo o escorpionismo es un cuadro clínico, potencialmente grave y letal, que se produce por la picadura e inoculación de veneno de diferentes especies de alacranes del género Tityus. La picadura de la especie del Tityus trivittatus (la especie más venenosa de las presentes en el país, que se diferencia de las demás por ser de color marrón claro) puede ser, según el Ministerio de Salud de la Nación peligrosa sobre todo en ancianos o niños y en personas con problemas de salud (por ejemplo, hipertensos, cardiópatas o diabéticos).

Consultado por Infobae, el jefe de División Toxicológica del Hospital Fernández, Carlos Damin (MN 81.870), explicó que "si bien puede ser grave tanto en adultos como en niños, el veneno es mucho más tóxico en los casos infantiles. En adultos, sin embargo, es raro que sea grave".

El cuadro que producen estas picaduras son intoxicaciones agudas, provocadas por el veneno del animal: una neurotoxina que actúa sobre terminales nerviosas periféricas del sistema nervioso simpático y parasimpático.

CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DESPUÉS DE UNA PICADURA

En primer lugar se produce un gran dolor en la zona de picadura, según indicó el toxicólogo. Sin embargo, la gravedad va a depender de si el veneno se distribuye o no por el cuerpo. En ese caso, se trata de un cuadro sistémico, donde se compromete el sistema nervioso y el aparato cardiovascular, generando arritmias cardíacas, lo que puede producir paros cardíacos, poniendo en riesgo la vida. Cuando es local, el cuadro no es tan grave. Damin explicó que la gravedad del cuadro dependerá de factores como el lugar de la picadura (porque no es lo mismo una picadura en el pie, por ejemplo, que en el cuello).

Los síntomas locales son:

– Dolor y sensación de quemadura
– Enrojecimiento
– Sensación de adormecimiento o anestesia alrededor de la picadura
– Contracciones musculares fibrilares
– Salivación
– Vómitos
– Diarrea
– Excitación y temblor generalizado acompañado de llanto o gemidos constantes (más común en niños)

Síntomas sistémicos:

– Piel pálida y sudor
– Fiebre y luego hipotermia
– Cefalea, vértigo, agitación y delirio
– Salivación
– Lagrimeo
– Vómitos
– Diarrea
– Visión borrosa y movimientos oculares rápidos
– Taquicardia

QUÉ HACER AL MOMENTO DE LA PICADURA

El doctor Damin recomendó hacer principalmente dos cosas al momento de la picadura: aplicar hielo y consultar al médico rápidamente. "En lo posible también se debe capturar al animal, porque viendo al animal se puede hacer el diagnóstico que confirma que es un alacrán tóxico. En este caso hay un suero antialacránico específico, que es muy efectivo", dijo el especialista.

Como en casos graves desde la picadura a la muerte hay un período de horas, se debe actuar rápido. Según las recomendaciones del Ministerio de Salud ante casos de envenenamiento, la atención médica debe realizarse con mayor urgencia en casos de gravedad (como son en niños y ancianos) que en un adulto sin afecciones para que se aplique el antídoto correspondiente, que se suministra de forma gratuita en hospitales y centros de salud de todo el país.

La especie Tityus Trivittatus de alacrán es la más peligrosa (iStock)
La especie Tityus Trivittatus de alacrán es la más peligrosa (iStock)

CÓMO RECONOCER Y PREVENIR A LOS ALACRANES

En el caso de un alacrán adulto, los ejemplares son de entre 40 y 65 milímetros, generalmente de color amarillento o amarillo rojizo, con tres bandas oscuras longitudinales en su dorso. Aunque los ejemplares más jóvenes son de coloración más clara. Tienen cuatro pares de patas, un par de pinzas, y un par de quelíceros, como una suerte de mandíbula.

El Tityus Trivittatus es la especie que con más frecuencia se encuentra en la región y la más peligrosa. Según indica en su sitio la secretaria de Salud Pública de la Municipalidad de Rosario, se trata de un animal de hábitos nocturnos que permanece oculto durante el día en el suelo o entre las cortezas de los árboles y es frecuente encontrarlos en ámbitos peridomiciliarios con maderas caídas, escombros, tejas, ladrillos o en grietas de paredes, pisos, zócalos, huecos de revestimiento de maderas, en desagües que conectan con cloacas, habitaciones y depósitos sin aireación, detrás de cuadros, bajo los muebles o entre las ropas y los zapatos.

Cómo prevenirlo

Es fundamental en primer lugar mantener el ámbito peridomiciliario cuidadosamente aseado. La higiene y la limpieza del hogar son fundamentales. El principal motivo es que en lugares con mayor cantidad de basura o de acumulación de escombros, leña y hojarasca crecen cucarachas y arañas que sirven de alimento para los alacranes, viven de ellos. Al limpiar estos lugares es importante proteger las manos y los pies.

Debido a que se refugian en diferentes ambientes, los alacranes pueden encontrarse tanto en áreas rurales como urbanas, pero en zonas con aves de corral (patos, gansos y gallinas) no abundan porque son sus predadores.

En caso de sospechar la presencia de alacranes en la casa es importante controlar las entradas y salidas de cañerías, utilizar mosquiteros en las aberturas, reparar grietas y fracturas en las paredes. Se recomienda evitar andar descalzo y observar y sacudir bien la ropa de vestir y de cama antes de vestirse o recostarse en una cama.

LEA MÁS: