El 18 de abril pasado, un sobre dirigido al fiscal federal Eduardo Taiano fue dejado en su despacho. Alguien llegó al quinto piso de los Tribunales de Comodoro Py y deslizó por debajo de la puerta de la oficina de Taiano el sobre que contenía un par de fotocopias.

Eran tres correos electrónicos. Algunos fueron escritos por imputados en la investigación judicial por pago de comisiones millonarias que hubo en la compra-venta del edificio de la Procuración General de la Nación en el que tiene sus oficinas la jefa de los fiscales Alejandra Gils Carbó. Esos mails forman parte del expediente judicial a cargo del juez Julián Ercolini, quien delegó la investigación en Taiano.

En 2013 Gils Carbó -imputada en la causa- autorizó la compra del edificio de la calle Perón 667. La Procuración le pagó $43.850.000 a la firma Arfinsa (del Grupo Bemberg). Esa firma a su vez le pagó $7.700.000 a Jaureguiberry Asesores Inmobiliarios por asesoramiento para la venta del inmueble. Y Jaureguiberry le pagó 3.000.0000 a Juan Carlos Thill, un productor de seguros, para que la asesorara en la licitación. Thill-como reveló Infobae- es medio hermano de quien fuera subdirector general de Administración de la Procuración en la época de la licitación bajo investigación.

Según la designación de Bellingi, era una especie de interventor del área de Administración de la Procuración y respondía de forma "directa" a Gils Carbó. Los investigadores judiciales sospechan que a través de Bellingi, Thill -sin ninguna relación con el negocio inmobiliario- tenía información clasificada de la licitación y por eso cobró una suculenta comisión: el equivalente a 559.000 dólares de julio de 2013 cuando se efectivizó el pago.

Infobae accedió, a través de fuentes vinculadas al caso- a un intercambio de mails entre Thill, Jaureguiberry, Adrián González Fischer de Arfinsa y Ricardo Urbano Siri del Grupo Bemberg.

En los inicios del caso sobre el edificio de la Procuración, el diario Clarín había hecho mención a la existencia de mails entre González Fischer y Jaureguiberry. Infobae revela el contenido de un intercambio completo de mails que se inició con el que envió Thill, uno de los comisionistas millonarios y quien -a través de su medio hermano- vincula al pago de las comisiones con la Procuración.

El 11 de marzo de 2013 a las 16.27 Juan Carlos Thill le envió un mail a Bárbara Jaureguiberry. El asunto de aquel correo era: "Pliego definitivo". Los investigadores suponen que en el archivo adjunto estaba el pliego de la millonaria licitación.

Allí Thill decía:

"Bárbara: te paso el pliego en su versión definitiva, ahí está el número de expte (A 1011/2013) y el de licitación (Lic. Pública 01/2013). Al consultar sobre publicación me dijeron que hasta recién no aparece en la web, pero a más tardar mañana lo vamos a poder bajar desde ahí. En el Boletín recién va a aparecer el 13 o 14 del corriente, ya que hasta esa fecha no había lugar de publicación, o sea que va a aparecer primero en la página del organismo y a partir de ahí vamos a poder retirar pliego. Dado ésto, no vamos a poder ir mañana, sino que deberíamos ir pasado o el jueves".

Jaureguiberry a su vez, a las 5.12 PM le reenvía el mail a González Fischer. La comisionista decía:

"FYI

Igualmente para avanzar con el Poder y el Certificado Fiscal, hay que esperar a que aparezca mañana publicado, pero me lo adelantan para que nos quedemos tranquilos. Además me dijo que por más que la publicación se retrase, la fecha de presentación del pliego y apertura de sobres sigue siendo el 5/04 como estaba estipulado.

Por otro lado, ni bien aparezca publicado, retiro el pliego y te lo llevo para avanzar con todo. La idea es que ni bien tengan todo listo, nos reunamos nuevamente con Carlos para chequear todo, por las dudas de que si hubiese algún error poder corregirlo con tiempo.

Beso"

A su vez el 12 de marzo de 2013 a las 11.28 AM González Fischer le reenvía el mail de Jaureguiberry-Thill a dos destinatarios: Daniel Martino y Ricardo Urbano Siri. Este último ese mismo día -a las 11.39 AM- le respondió desde su cuenta de correo del servidor del Grupo Bemberg.

"Gracias Adrián, Hoy le pego una última revisada. Si los números del expediente y la licitación son definitivos podemos ir avanzando con el poder.

"Por otra parte entre el 22.3 y el 3.4 no voy a estar por aquí, por lo que si necesitaras algún "imput" especial de mi parte para la licitación estoy totalmente disponible hasta entonces.

"Por último te recuerdo que están pendientes: a) El curriculum de Barbara para redondear el convenio de de "comisión" y b) La reunión con Rafael Mallo (me llamó ayer) para adelantar el "acuerdo marco". Abrazo. Dickie".

Los mails revelan que Thill abastecía de información calificada a la asesora inmobiliaria que a su vez informaba a los dueños del edificio. Y que los dueños del edificio entrecomillaban la palabra "comisión".

Infobae corroboró tres datos que se desprenden del intercambio de mails. El primero: efectivamente la Procuración publicó en el Boletín Oficial  recién el 14 de marzo de 2013 el llamado a licitación para la compra del edificio (ver  fascímil). El productor de seguros de La Plata -Thill- sabía con exactitud cuándo la Procuración iba a publicar en llamado a la primera -y más importante- licitación de 2013. El segundo: Jaureguiberry retiró el pliego de licitación el 13 de marzo de 2013. El tercero: los sobres con las ofertas se abrieron el 5 de abril de 2013. Thill sabía de lo que hablaba. Y por esa sabiduría cobró nada menos que medio millón de dólares.

Thill aportaba datos contundentes. Los investigadores aseguran que los conseguía a través de Bellingi, quien había sido designado por Gils Carbó en la estratégica Secretaría General de Administración, donde se manejó la millonaria licitación. Cuando Infobae reveló que Thill cobró una comisión millonaria Gils Carbó apartó a Bellingi de su cargo y ordenó el inicio de un sumario interno. Para entonces Bellingi revistaba en la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), la oficina de la Procuración creada durante la gestión Gils Carbó para combatir el lavado de dinero.

Una de las frases más sugerentes que se desprende de los mails es la que dice Jaureguiberry en referencia al adelanto del pliego de licitación. " …me lo adelantan para que nos quedemos tranquilos". Estaban tranquilos. En mayo de 2013 se preadjudicó el edificio y los pagos se concretaron en julio. Todos contentos. Y tranquilos.

El fiscal Taiano, a cargo de la investigación por el negociado con la compra-venta del edificio, tiene los mails en papel. Pero como producto de diferentes allanamientos tiene las computadoras de varios de los imputados, se supone que los hallará en soporte digital. Y que habrá muchos más correos electrónicos que puedan ser usados como pruebas.

Eso se sabrá en unos días cuando se conozca el resultado de los análisis de los peritos informáticos de las  computadoras secuestradas.