La recuperación de la actividad industrial es esperada para abril (IStock)
La recuperación de la actividad industrial es esperada para abril (IStock)

El indicador de producción industrial de la consultora Orlando Ferreres arrojó en marzo una contracción de 0,8% en comparación con igual mes del año anterior, cuando la actividad fabril acusó la última suba, 0,7%. Acumuló un descenso de 4,3% anual al cierre del primer trimestre.

La buena noticia fue que en la medición ajustada por estacionalidad el IPI experimentó un alza del 2,5% mensual, luego de dos meses consecutivos de retracción.

El ciclo de subibaja de la actividad manufacturera respecto del mes previo ha sido una constante en el cuatrienio, mientras que un ciclo tan largo de caída interanual no se veía desde 2014.

Sobre 12 ramas de actividad el Índice de Producción Industrial del estudio Ferreres mostró 5 con mejoras y 7 con receso, en comparación con un año antes. Mejoró notablemente el balance del trimestre que ahora registra 3 sectores con alza y 9 en baja.

El subibaja de la industria en 2017 (OJF)
El subibaja de la industria en 2017 (OJF)

Los economistas de la consultora Ferreres destacan que "los datosc desestacionalizados muestran que la recuperación que había comenzado a manifestarse desde octubre del pasado año aún no se ha podido consolidar en el primer trimestre del 2017 producto de resultados anómalos en algunos sectores. Sin embargo, en el tercer mes del año se vieron signos positivos en determinadas ramas".

Si en abril se repiten los niveles de marzo, el Índice de Producción Industrial quebrará una serie de un año en receso

En particular se observó una recuperación en los minerales no metálicos y en el segmento de las metálicas básicas, vinculadas con la construcción; al mismo tiempo que las actividades vinculadas al sector agropecuario empiezan a validar las expectativas que había sobre ellas.

"Si bien esperamos que con el correr de los meses los datos positivos se afiancen y la recuperación se vuelva un proceso más homogéneo, el panorama internacional, y en particular la realidad de Brasil, es una amenaza latente que hay que tener en consideración", sostienen los expertos.

LEA MÁS: