“Frantz”, de Francois Ozon, fue una de las películas sobresalientes del ciclo
“Frantz”, de Francois Ozon, fue una de las películas sobresalientes del ciclo

Las primeras funciones empezaban a las 11.30 de la mañana con películas francesas y terminaban alrededor de las 2 AM, a salas colmadas. La 13° edición del festival "Pantalla Pinamar" alcanzó así la mayor cifra de público y recaudación de su historia: más de 35 mil espectadores.

En el encuentro de cine argentino y europeo más países invitados, que se extendió del 11 al 18 de marzo, se proyectaron más de 100 películas de países como Suecia, Rumania, Alemania, España, Francia, Dinamarca, Italia, Australia, Argentina, entre otras coproducciones.

En esta edición la gran ganadora fue la argentina El invierno, que resultó elegida por los jurados de las distintas categorías y se quedó con los premios Balance de Oro, INCAA TV, Argentores y Signis.

La ópera prima de Emiliano Torres cuenta la relación entre un viejo capataz de una estancia de la Patagonia y un joven que viene a reemplazarlo. Rodada en El Chaltén, El Calafate y Río Gallegos, aborda temas como el desarraigo, la ambición y la soledad.

El invierno obtuvo, el año pasado, el premio Coral a la Mejor Ópera Prima del 38vo. Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana y el Premio a la Mejor Película del primer Festival Internacional de Macao, en China.

“El invierno” fue rodada íntegramente en la Patagonia
“El invierno” fue rodada íntegramente en la Patagonia

Las otras producciones nacionales destacadas fueron: El Peso de la Ley, ópera prima de Fernán Mirás; Maracaibo, de Miguel Ángel Rocca; la coproducción con España El Faro de las Orcas, de Gerardo Olivares; Soldado argentino sólo conocido por Dios, de Rodrigo Fernández Engler, Carne propia, de Alberto Romero y Pinamar, de Federico Godfrid.

Entre las obras europeas que sobresalieron en Pinamar se encuentran las premiadas Frantz, de Francois Ozon (Premio a la Mejor Actriz Joven para Paula Beer, en Venecia); La Graduación, del rumano Cristian Mungiu (Premio al Mejor Director en Cannes) y Elle: Abuso y Seducción, de Paul Verhoeven (la obra más aplaudida de la competencia de Cannes 2016).

También fue atrapante la versión restaurada de la suiza -ganadora del Oscar a la Mejor Película Extranjera- Viaje a la Esperanza, de Xavier Koller, que cuenta el calvario de una familia turca que intenta ingresar de manera clandestina a Suiza.

En la mayoría de las funciones las colas llegaban hasta la esquina del cine Oasis y en muchas películas, como la sueca Esta es mi sangre de Amanda Kernell, las entradas se agotaron desde temprano y muchos se quedaron con las ganas de verla.

A pesar del éxito de esta última edición y de que el encuentro está consolidado como una de las actividades culturales más importantes de Pinamar y el Partido de la Costa, en las últimas horas sobrevoló la incertidumbre sobre la continuidad del encuentro cinematográfico.

Pantalla Pinamar tuvo su primera edición en 2004, creado y dirigido por Carlos Morelli, y desde allí fue creciendo en público y calidad de películas. El encuentro está financiado en un 75% por el INCAA y el resto por el municipio local y las embajadas de los países participantes.

“Pantalla Pinamar” se creó en 2004. Todo indica que no continuará. (Giovanni Sacchetto)
“Pantalla Pinamar” se creó en 2004. Todo indica que no continuará. (Giovanni Sacchetto)

Durante la gestión anterior, era "la vedette" de los festivales de cine de Argentina pero las autoridades actuales del INCAA vienen con políticas que suponen mayor austeridad y el encuentro de cine que superó la década de vida dejaría de realizarse, así como tantos otros en la Argentina.

Los datos consignados por el INCAA en el catálogo de Festivales, noviembre de 2015, indicaban que eran unos 130 los festivales, muestras y encuentros de cine en distintas ciudades del país. Más de la mitad han dejado de existir. ¿Pantalla Pinamar será el próximo?

En la conferencia de prensa del cierre, entre lágrimas y la voz quebrada, el director del festival, Carlos Morelli, anunció las cifras récord de este último ciclo pero no especificó la fecha de la edición 2018. Al finalizar sus palabras, se abrazó a sus colaboradores sembrando dudas sobre la continuidad del evento.

En la noche de clausura y entrega de estatuillas, donde la película de cierre fue la italiana Por siempre jóvenes, de Fausto Brizzi, se celebró por un lado lo vivido durante esta semana de cine pero se respiraba la sensación de un futuro incierto para el Pantalla Pinamar 2018.

LEA MÁS:

_________

Ver más notas en Cultura