Intentó corregir a una golfista profesional y en las redes fueron implacables: “No lo tienes que hacer así”

Georgia Ball, quien participó en diversos torneos dentro de la LPGA, recibió un comentario de un hombre que no la reconoció

Compartir
Compartir articulo
“Estaba trabajando en una nueva técnica”, insistió Ball durante el diálogo (@georgiagolfcoach)

En un reciente episodio viral que capturó la atención de millones en las redes sociales, Georgia Ball, una respetada golfista profesional y entrenadora, se encontró en una situación inesperada cuando un hombre intentó corregir su técnica de swing en un campo de práctica. “No lo tienes que hacer así”, le dijo.

La dinámica entre la experta deportista y el aficionado, quien desconocía las credenciales de Ball, se desplegó de manera que generó una amplia discusión sobre el respeto y el reconocimiento de la expertise en el deporte. “Estaba trabajando en una nueva técnica”, insistió Ball durante el diálogo, aunque sus explicaciones fueron infructuosas ante la persistencia del hombre.

El intercambio, más que un simple desacuerdo, sirvió de vehículo para abordar temas más amplios dentro del ámbito deportivo y el comportamiento en los espacios de práctica. “Los mejores jugadores a menudo ajustan sus swings”, fue uno de los argumentos de Ball, quien a pesar de la discordia, demostró paciencia y profesionalismo. El hombre persistió que, con más de 20 años jugando golf, tenía un mayor conocimiento.

El encuentro fue registrado y compartido en TikTok por la propia Georgia, con la descripción. “¿Puedes creer que dijo esto?”, alcanzando una viralidad destacada con 11,7 millones de reproducciones y aproximadamente 800 mil “me gusta”, además de miles de comentarios de usuarios expresando su asombro y respaldo a la golfista.

Las reacciones no se hicieron esperar, con la comunidad online defendiendo la pericia y el conocimiento de Ball, criticando la actitud del hombre que, irónicamente, se atribuyó el crédito por un swing impecable realizado por la golfista justo después de su intercambio.

Este ida y vuelta no solo llamó la atención porque se trata de la figura de Georgia Ball, una atleta consumada y una influencer en el deporte, sino que también puso de relieve la problemática del “mansplaining” en ámbitos deportivos —un término utilizado para describir cuando un hombre explica algo a una mujer, en este caso, en un campo de práctica de golf, suponiendo que necesita la instrucción basándose en un prejuicio de superioridad de conocimiento.

La repercusión de este video en las redes sociales demuestra el poder de estos canales como plataformas de visibilidad y discusión de problemáticas cotidianas, además de resaltar las dinámicas de interacción en los espacios dedicados al deporte. La actitud de Ball, enfocada en la educación y la corrección paciente frente a la presunción, fue aplaudida, convirtiendo un momento incómodo en una oportunidad para dialogar sobre la importancia del respeto mutuo y el reconocimiento de la experiencia y el trabajo duro.

Georgia Ball, quien participó en diversos torneos dentro de la LPGA, recibió un comentario de un hombre que no la reconoció
Georgia Ball, quien participó en diversos torneos dentro de la LPGA, recibió un comentario de un hombre que no la reconoció

Esta situación subraya, una vez más, que el deporte es un campo donde la excelencia debe ser el único parámetro de autoridad, independientemente de las percepciones externas y sin invitación a juicios basados en la ignorancia.

“Bien ahí, el caballero siendo amable y ayudando a la dama”, “Deseo que alguien le diga quién es ella”, “¿Se lo diría a otro hombre?”, “Amigas, la forma de responder a un mansplaining es: ‘bien, nadie te preguntó, tengo tantos años de experiencia en esto y cuando requiera ayuda me contactaré con personas de mi medio que sé que están capacitadas’”, fueron algunos de los comentarios de los usuarios.