El régimen de Maduro acusó a la Unión Europea de querer interferir en las elecciones y ratificó el bloqueo a su misión de observación

El CNE sostuvo que el bloque mantiene una actitud hostil contra el país al mantener vigentes las sanciones contra algunos chavistas y consideró que sería “inmoral” permitir su participación en el evento

Guardar

Nuevo

El régimen de Maduro acusó a la UE de querer interferir en las elecciones y ratificó el bloqueo a su misión de observación (EFE)
El régimen de Maduro acusó a la UE de querer interferir en las elecciones y ratificó el bloqueo a su misión de observación (EFE)

El oficialista Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela ratificó este miércoles la decisión anunciada la víspera de revocar la invitación a la Misión de Observación de la Unión Europea para las elecciones de julio por considerar que busca interferir en los comicios y atentar contra el país.

La decisión corresponde a “la actitud hostil e irrespetuosa de la Unión Europea contra la República Bolivariana de Venezuela”, comenzó diciendo el presidente del Consejo, Elvis Amoroso, antes de apuntar contra el bloque europeo y acusarlo de haberse comportado “como un actor parcializado y agresivo, lo cual infringe la dignidad nacional”. “Adicionalmente, se convierte en un factor de perturbación a los procesos electorales, manteniendo la ilegal e ilegítima aplicación de medidas coercitivas unilaterales y genocidas, con el único objetivo de ocasionar daños en la población venezolana”, continuó.

Así, aseguró que “ningún organismo extranjero tiene competencias para decidir sobre el programa de veeduría electoral de Venezuela”, descartando por completo la posibilidad de reevaluar su postura, solicitada desde el viejo continente, que ya había realizado un primer viaje exploratorio en abril.

Amoroso acusó a la UE de haberse comportado “como un actor parcializado y agresivo" por mantener las sanciones sobre actores nacionales (EFE)
Amoroso acusó a la UE de haberse comportado “como un actor parcializado y agresivo" por mantener las sanciones sobre actores nacionales (EFE)

La noticia se conoció este martes por la tarde y sumó, de esta manera, una nueva violación del chavismo al Acuerdo de Barbados, un pacto firmado con la oposición y la mediación de la comunidad internacional en el que se otorgaron beneficios a Caracas a cambio de su compromiso con la organización de elecciones libres y justas.

“Sería inmoral permitir su participación conociendo sus prácticas neocolonialistas e intervencionistas contra Venezuela”, justificó Amoroso en un intento por encubrir que, en realidad, se trata de un nuevo intento de Maduro de sabotear los comicios para seguir en el cargo.

Desde la UE pidieron al Palacio de Miraflores reconsiderar su postura y lo instó a permitir su observación ya que “el pueblo venezolano debería poder elegir a su presidente en elecciones creíbles, transparentes y competitivas, respaldadas por la observación internacional -incluida la Unión Europea- que tiene un largo y distinguido historial de observación independiente e imparcial”.

A su vez, en las últimas horas, desde el comando de campaña del candidato opositor Edmundo González Urrutia, exigieron revertir la anulación de la invitación.

Urrutia exigió que el chavismo revierta el bloqueo a los observadores de la Unión Europea para las elecciones (EFE)
Urrutia exigió que el chavismo revierta el bloqueo a los observadores de la Unión Europea para las elecciones (EFE)

“Exigimos a Nicolás Maduro que revierta esta arbitraria decisión que solo ratifica su condición minoritaria y constituye una evidencia adicional del temor que le tiene a una observación electoral calificada y con credibilidad”, sostuvieron desde la Plataforma Unitaria Democrática (PUD).

A pesar de la gran expectativa por la respuesta del oficialismo, ya se preveía que el régimen jugaría alguna carta dado que la relación con la UE se mantiene tensa. El pasado 20 de mayo, luego de que el bloque levantara algunas sanciones que mantenía sobre Amoroso; el número dos del chavismo, Diosdado Cabello; y otras tres personas, en el marco de las flexibilizaciones otorgadas de cara a los comicios, éstos respondieron tildando al bloque de “mafia” sin moral para imponer sanciones.

“Yo no sé qué irá a hacer el CNE. Están invitados pero son muy torpes (...) No tienen moral para sancionar a ningún venezolano, no tienen moral los esclavistas del mundo, los filibusteros del mundo están en la UE, se han robado las riquezas”, declaró sin dudarlo Cabello mientras que Amoroso sostuvo que sus sanciones han generado un “incalculable daño patrimonial en el pueblo, afectando la salud de niños y ancianos”, a pesar de que se trata de acciones dirigidas a individuos precisos y no afectan a la ciudadanía.

(Con información de EFE)

Guardar

Nuevo