En Venezuela se deben ganar 166 salarios mínimos para poder cubrir los gastos de la canasta básica de alimentos

El país sudamericano registró una inflación acumulada del 6,3% en el primer cuatrimestre del año, tras haber cerrado abril con un incremento promedio de precios del 2%

Guardar

Nuevo

Fotografía donde se observa a transeúntes con vendedores informales en Caracas (Venezuela). EFE/Miguel Gutierrez
Fotografía donde se observa a transeúntes con vendedores informales en Caracas (Venezuela). EFE/Miguel Gutierrez

En Venezuela se deben ganar 166 salarios mínimos al mes para pagar la canasta básica de alimentos de una familia conformada por cinco personas, que se situó en 552,29 dólares en abril, informó este martes el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM).

Según la organización, el mes pasado, una familia necesitó 11 salarios más que en marzo para adquirir una canasta alimentaria con precios de 60 productos básicos.

Para poder comprar estos alimentos, prosiguió, un hogar de cinco personas necesita 18,40 dólares diarios, mientras que el salario mínimo actual es de 130 bolívares, unos 3,56 dólares.

Según el informe, el sector que mayor aumento registró en abril fue el de los cereales y productos derivados, con un alza del 3,86 %, seguido de las salsas y mayonesa, café, frutas y hortalizas, raíces, tubérculos y otros, grasas y aceites.

El Cendas agregó que el costo de la canasta alimentaria bajó su precio en divisa en un 0,4 %, con respecto al precio que reportó en marzo de 554,26 dólares.

Venezuela registró una inflación acumulada del 6,3 % en el primer cuatrimestre del año, tras haber cerrado abril con un incremento promedio de precios del 2 %, según dados difundidos por el Banco Central (BCV).

El pasado mes, la inflación subió levemente respecto a marzo, cuando fue del 1,2 %, misma variación que febrero, mientras que en enero los precios aumentaron una media del 1,7 %.

El régimen de chavista prevé que Venezuela cierre 2024 con la inflación más baja en la última década, según informó el pasado marzo Nicolás Maduro, quien aseguró tener un plan para seguir desacelerando el ritmo de crecimiento de precios.

Fotografía de archivo donde se observa mercancía de vendedores informales con precios en dólares en Caracas (Venezuela).EFE/Miguel Gutierrez
Fotografía de archivo donde se observa mercancía de vendedores informales con precios en dólares en Caracas (Venezuela).EFE/Miguel Gutierrez

Entretanto, profesores universitarios y trabajadores de diversos sectores exigen a las autoridades un aumento del salario mínimo -referencia para el resto de remuneraciones en el sector público-, que equivale hoy a unos 3,5 dólares al mes, cuando un venezolano requiere más de 100 dólares mensuales para satisfacer necesidades básicas de alimentación, según estimaciones independientes.

El 51,9 % de los hogares vive en la pobreza

En marzo, un estudio reveló que más de la mitad de la población de Venezuela vivía aún en la pobreza en 2023, en un contexto de persistentes desigualdades de ingresos y desvanecimiento de los efectos de una tibia recuperación de la economía.

La Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (ENCOVI), publicada por el Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), mostró que un 51,9% de la población del país seguía en la pobreza el año pasado, una cifra algo mayor a la de 2022.

Tras años de un colapso económico y elevada inflación que llevó a unas 7 millones de personas a abandonar el país, hubo una leve recuperación económica, pero no se redujo sustantivamente el número de pobres.

En 2022, la pobreza multidimensional, que incluye el nivel de ingresos, acceso a servicios, educación y salud, había sido del 50,5%.

Según el estudio, el año pasado se frenó la mejoría y menos hogares pudieron salir de la pobreza, pese a la existencia de algunos planes sociales de transferencias de dineros y distribución de comida.

“Si es verdad que las transferencias (directas del Estado) han aumentado, pero deberían concentrarse en los sectores vulnerables”, dijo Luis Pedro España, sociólogo e investigador de ENCOVI, al referirse a los pagos, distintos al salario, que hace el régimen chavista y que en su opinión tendrían que asignarse de forma más eficiente a las personas de menos recursos.

A finales de 2021 la economía venezolana repuntó luego de que el dictador Nicolás Maduro flexibilizó en 2019 los controles a la economía y permitió transacciones en divisas, dando oxígeno a varios sectores. Sin embargo, desde el año pasado año algunas actividades económicas han mostrado señales de desaceleración debido al menor consumo en el país.

(Con información de EFE)

Guardar

Nuevo