Provea denunció que el Estado venezolano evade su responsabilidad de respetar los Derechos Humanos

La ONG se pronunció tras la presentación de un nuevo informe de Naciones Unidas. “La represión por motivos políticos persiste”, subrayó

Compartir
Compartir articulo
Una protesta que pide el respeto a la vida en Venezuela (EFE/Miguel Gutiérrez/Archivo)
Una protesta que pide el respeto a la vida en Venezuela (EFE/Miguel Gutiérrez/Archivo)

La ONG de Venezuela Provea denunció este miércoles, tras la presentación de un nuevo informe del alto comisionado de la ONU para los derechos humanos, Volker Türk, que el Estado persiste en evadir su responsabilidad de respetar, proteger y garantizar los derechos humanos en el país.

“El Estado venezolano persiste en evadir su obligación de respetar, proteger y garantizar los derechos humanos en Venezuela. Mientras ignoran recomendaciones de la OACNUDH (Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los DDHH) y demás mecanismos de protección derechos humanos”, señaló la organización en una publicación en Twitter.

Provea afirmó que en la nación caribeña se “agrava el cierre progresivo” de los espacios para el ejercicio de las libertades e incrementan los “obstáculos a las organizaciones de la sociedad civil, perjudicando la asistencia a los sectores vulnerables de la población”.

La represión por motivos políticos persiste”, añadió.

El mensaje de Provea
El mensaje de Provea

“El Estado venezolano ignora o simula implementar las recomendaciones realizadas por la Oficina del Alto Comisionado, los relatores de la ONU, los grupos de trabajo y demás mecanismos convencionales de protección de derechos humanos”, apuntó.

En la presentación del informe sobre Venezuela ante el Consejo de Derechos Humanos, en Ginebra, Türk reconoció avances de la cooperación entre el régimen y otras instancias oficiales venezolanas -en particular el Poder Judicial- con el organismo de la ONU que dirige.

Sin embargo, lamentó la demora en la investigación de las muertes registradas durante protestas ciudadanas que tuvieron lugar en 2014, 2017 y 2019.

“De las 101 muertes que mi oficina ha documentado en el contexto de operaciones de seguridad, sólo ocho han llegado a los tribunales”, indicó.

(Con información de EFE)

Seguir leyendo: