Cosmeticorexia: en qué consiste el nuevo trastorno que afecta a las niñas y preocupa a los especialistas

Cada vez más, niñas y preadolescentes hacen uso de productos de cuidado facial y maquillajes que no son aptos para la edad. Cuáles son los riesgos para la salud de la piel y qué hay detrás de esta preocupación excesiva por lo estético

Guardar

Nuevo

“Son pocas las chicas que no usan absolutamente ningún maquillaje antes de empezar la secundaría”, advierten los especialistas (Freepik)
“Son pocas las chicas que no usan absolutamente ningún maquillaje antes de empezar la secundaría”, advierten los especialistas (Freepik)

El fenómeno es visto con preocupación por pediatras, dermatólogos y maestros: la presencia en las redes sociales de videos de niñas mostrando cómo siguen una rutina con productos cosméticos que no están indicados para su edad, así como los festejos de cumpleaños de niñas de 7, 8 o 9 años con la temática “spa” es, para ellos, un llamado de atención.

Tanto, que la tendencia cada vez más creciente en reels de Instagram y videos de TikTok, ya tiene un nombre. Se conoce como “cosmeticorexia” al trastorno vinculado a la obsesión por el cuidado de la apariencia sin imperfecciones y el uso excesivo de productos cosméticos.

Lo cierto es que los videos de menores de corta edad que se aplican cosméticos como si fueran adultas lejos están de ser un inocente pasatiempo, y ya llaman la atención de los especialistas, que alertaron por el uso de productos en la piel a edades no recomendables.

“Actualmente estamos viendo en la niñez tardía o adolescencia temprana y adolescencia intermedia, que tanto las varones como las mujeres están siendo muy influenciados por los cuidados que habitualmente hacen más las personas adultas”. Ángela Nakab es médica (MN 68.722), secretaria de la Subcomisión de Medios y Comunicación de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) y jefa del Hospital de Día Polivalente del Hospital Elizalde, y así comenzó a analizar la tendencia ante la consulta de Infobae.

Los adultos no deberían enfrentarse ni estar en contra, sino explicar por qué no es bueno que usen estos productos (Freepik)
Los adultos no deberían enfrentarse ni estar en contra, sino explicar por qué no es bueno que usen estos productos (Freepik)

En su mirada, “estos cuidados se están adelantando por la influencia que tienen las redes sociales, y los medios de comunicación, que exige cuidados muchas veces excesivos, en este caso de la piel”.

Al respecto, la médica dermatóloga Claudia Ponsone Bohn (MN 118.711) señaló que “lo que está pasando es que las niñas comienzan a pedir por productos de skincare porque así lo ven en las redes sociales a través de influencers del exterior”.

E incluso a través de un comunicado, desde la Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de Buenos Aires (AIEPBA) advirtieron: “El interés de los adolescentes por intervenir en las redes sociales cada vez con mayor rapidez, buscando efectos estéticos perfeccionistas, modelos de imagen a seguir y -en muchos casos- con controles acotados, ha instalado entre los docentes privados en las aulas una problemática que ya se viene advirtiendo como una nueva adicción”.

Entre la necesidad de mostrarse y “pertenecer”: qué hay detrás de la cosmeticorexia

Se conoce como “cosmeticorexia” al trastorno vinculado a la obsesión por el cuidado de la apariencia sin imperfecciones y el uso excesivo de productos cosméticos (Freepik)
Se conoce como “cosmeticorexia” al trastorno vinculado a la obsesión por el cuidado de la apariencia sin imperfecciones y el uso excesivo de productos cosméticos (Freepik)

“Hace un tiempo que ya se puede ver que las niñas y preadolescentes van a la escuela maquilladas, con las uñas pintadas con esmalte semi permanente, y a su vez se oyen conversaciones entre ellas sobre qué productos de cosmética usan para su cuidado facial; charlas que en otras épocas no existían a esa edad”, analizó en este punto la licenciada en Psicología Lorena Ruda (MN 44.247), quien ante la pregunta de este medio acerca de qué pasó entre un tiempo no muy lejano y ese, consideró que “pasaron las redes sociales, sobre todo Tiík Tok y YouTube”.

“Cada vez más son los videos que muestran cómo maquillarse, y las chicas de hoy consumen estos videos desde temprana edad quedando hipnotizadas para posteriormente querer copiar esos diseños -analizó-. Además, estas personas protagonistas de los videos son chicas jóvenes con lo que van marcando un estereotipo y una moda”.

Y tras reconocer que “son pocas las chicas que no usan absolutamente ningún maquillaje antes de empezar la secundaría”, Ruda sostuvo: “Los modelos de identificación están ahí al alcance de la mano, en un reel tras otro mostrando el modo en el que se ‘debe ser’ a determinada edad, y de pronto nos encontramos con niñas haciendo o jugando a hacer el tutorial de cómo se maquillan y el skincare que usan influenciadas por lo que consumen”.

Ponsone Bohn: "Las niñas comienzan a pedir por productos de skincare porque así lo ven en las redes sociales a través de influencers del exterior”
Ponsone Bohn: "Las niñas comienzan a pedir por productos de skincare porque así lo ven en las redes sociales a través de influencers del exterior”

Acerca de qué rol juegan los grupos de pertenencia en la adhesión a estas “modas”, la psicóloga destacó: “Es probable que cuando una niña aparece con algo nuevo las demás vayan queriendo lo mismo también. Se van pasando videos y así salen a la calle maquilladas como adultas siendo casi niñas, que responden muchas veces más a estereotipos o a lo esperable que a su real interés”.

“A su vez la necesidad de mostrarse en las redes en busca de un like ‘colabora’ en la construcción de su autoestima y en la confirmación de lo que generan en los demás, buscando de alguna manera su aprobación”, enfatizó.

Cómo debe ser el cuidado de la piel en la infancia y adolescencia

Para Ponsone Bohn, “el profesional dermatólogo y las madres tienen que estar alertas para ver qué tipo de cremas o qué tipo de cuidado se recomienda para una niña de 11 o 12 años, que siempre a estas edades van a ser simples”.

Sin embargo, señaló que “así como desde tempranas edades se enseña a los niños a comer saludable, a lavarse los dientes, etc, a partir de determinada edad hay que explicarles cómo hacer un correcto cuidado de su piel”.

Nakab: “Estos cuidados se están adelantando por la influencia que tienen las redes sociales, y los medios de comunicación, que exige cuidados muchas veces excesivos, en este caso de la piel” (Freepik)
Nakab: “Estos cuidados se están adelantando por la influencia que tienen las redes sociales, y los medios de comunicación, que exige cuidados muchas veces excesivos, en este caso de la piel” (Freepik)

En opinión de Nakab, “lo que hay que tener en cuenta son algunos parámetros básicos, que son la higiene, el uso de protector solar y si es necesario alguna hidratación de la piel, que sea con productos naturales sin ningún tipo de componentes erosivos, o químicos que puedan traer consecuencias a nivel físico, como acné, manchas, reacciones alérgicas, etc”.

Por todo esto, para Nakab es clave “que el uso de cremas y maquillajes en la infancia y adolescencia siempre estén asesoradas por algún profesional, idealmente especialista en dermatología para ver qué tipo de cuidados se requieren y cómo hacerlo”.

En este sentido, la pediatra destacó que “si las chicas quieren tener una buena piel, tienen que saber que los hábitos saludables, la buena alimentación, la actividad física, el buen descanso y la práctica de técnicas de relajación hace que la piel esté más fresca”. “Y ante la presencia de acné siempre lo recomendable es consultar con un dermatólogo especializado y nunca automedicarse o ponerse productos sin la indicación de un especialista que pueden terminar dañando la piel”.

Qué deben hacer los adultos

Actualmente, en la niñez tardía o adolescencia temprana tanto las varones como las mujeres están siendo muy influenciados por los cuidados que habitualmente hacen más las personas adultas (Getty)
Actualmente, en la niñez tardía o adolescencia temprana tanto las varones como las mujeres están siendo muy influenciados por los cuidados que habitualmente hacen más las personas adultas (Getty)

Ante este fenómeno, para Nakab, el rol del adulto es primordial. Según ella, “tienen que ofrecer contención, sostén, apego seguro, estimular su autoestima y cambiarles la posibilidad de pensarse a sí mismas como personas que tienen una buena suficiencia, haciéndoles saber que no se requiere de estos productos y que la imagen no tiene que ver solamente con lo que uno ve en la red”.

“Es muy importante la postura de las personas adultas, que no deberían enfrentarse ni estar en contra, sino explicar por qué no es bueno que usen estos productos, y fundamentarlo, pero al mismo tiempo sosteniendo”, recomendó, al tiempo que recordó que “los adolescentes están en plena etapa de lograr su propia identidad y muchas veces lo que más les resulta es parecerse a sus pares, por lo que en esa búsqueda de identidad quieren confrontar con el adulto”.

En su mirada, “estas situaciones en las que se valora excesivamente la belleza física apuntan contra la autoestima, la sensación de seguridad y la confianza básica en esta etapa tan crucial de la vida, por lo que es muy importante que las personas adultas apoyen a los adolescentes para que tendencias como estas no se sigan exacerbando”.

Guardar

Nuevo

Más Noticias