Open House 2018 abre las puertas de 115 espacios de Buenos Aires que tienen relevancia arquitectónica y/o social, histórica o cultural (Adrián Escandar)
Open House 2018 abre las puertas de 115 espacios de Buenos Aires que tienen relevancia arquitectónica y/o social, histórica o cultural (Adrián Escandar)

Llega la sexta edición de Open House Buenos Aires, tal vez uno de los eventos de arquitectura más novedosos que se realizan en el país. Desde edificios históricos, nuevos e intervenidos, hasta la urbanización de villas, el evento es una oportunidad única para conocerlos desde adentro, guiados en muchos casos por sus dueños o arquitectos.

Tendrá lugar el sábado 27 y domingo 28 de octubre, y en esta nueva edición abre las puertas de un amplio abanico de sitios para visitar, entre ellos algunos de los edificios, PH modernos, palacios, talleres, torres y bancos porteños que se destacan por su relevancia arquitectónica.

"Si el ciudadano conoce la arquitectura desde adentro la empieza a valorar más, y de esa forma puede exigir espacios de calidad, y buena arquitectura", explicó en diálogo con Infobae el arquitecto Santiago Chibán, uno de los organizadores de Open House.

El evento se realiza en las ciudades más importantes del mundo, desde New York, Londres, Oslo, Milan, Zurich, Dublin, Lisboa y Tel Aviv, entre otras (Adrián Escandar)
El evento se realiza en las ciudades más importantes del mundo, desde New York, Londres, Oslo, Milan, Zurich, Dublin, Lisboa y Tel Aviv, entre otras (Adrián Escandar)

Aunque es originario de Londres, una ciudad con una historia que se remonta a la época romana, el evento en su versión argentina ofrece a los visitantes la posibilidad de conocer de una manera única y diferente espacios emblemáticos de Buenos Aires guiados por un importante equipo de voluntarios, arquitectos encargados de diseñarlos o por los mismos dueños, siempre con entrada gratuita.

Entre los espacios y edificios destacados, los ya clásicos del festival como el Teatro San Martín, el Zanjón de Granados y Casa Mínima, el Banco Hipotecario (ex Banco de Londres), el Edificio Editorial Perfil y el Edificio IBM son desde el comienzo los preferido de los visitantes. Sin embargo, las decenas de nuevas propuestas que se suman -como la Casa Ho, el edificio Washington, el Museo Roca o el Planetario- no dejan de sorprenderlos y de convertirse en los nuevos favoritos.

"En general, sucede que antes de empezar todos quieren ir a los edificios más conocidos, pero la realidad es que los visitantes se desconciertan cuando entran a los menos populares como las casas particulares, ya que si no fuese por la iniciativa no tendrían forma de entrar", contó el arquitecto.

“Es a través de la participación ciudadana que se pueden llevar a cabo grandes cosas en la ciudad que alimenten la cultura y en este caso particular la arquitectura” (Adrián Escandar)
“Es a través de la participación ciudadana que se pueden llevar a cabo grandes cosas en la ciudad que alimenten la cultura y en este caso particular la arquitectura” (Adrián Escandar)

El evento está abierto al público general interesado en redescubrir la arquitectura y el urbanismo de la Ciudad de Buenos Aires. Mediante la colaboración de profesionales y propietarios de los espacios abiertos que acompañan y comentan las recorridas, se construye un conocimiento colectivo y compartido, y se desarrollan herramientas para agudizar la mirada sobre la ciudad.

Para Santiago, los objetivos detrás de la iniciativa son difundir y hacer conocer la arquitectura de Buenos Aires, además de fomentar la participación ciudadana. "Es un evento que se hace gracias a la sumatoria de un montón de voluntades, la asociación que la organiza es una sin fines de lucro, los anfitriones que abren sus casas lo hacen desinteresadamente sin ningún tipo de rédito a cambio, y quienes abren las puertas de sus espacios también", admitió.

El experto sostiene que es a partir de la participación, tanto de los ciudadanos como también de las empresas que aportan como sponsors o las instituciones que los apoyan, que pueden llevar a cabo Open House de manera exitosa.

Este año, sólo el 30% de los edificios requirieron de inscripción previa a partir del 10 de octubre en la página del evento oficial (Foto: Ricardo Pomphile)
Este año, sólo el 30% de los edificios requirieron de inscripción previa a partir del 10 de octubre en la página del evento oficial (Foto: Ricardo Pomphile)

"Ingresar a la casa de un desconocido o al taller de un artista -continuó-, observar las actividades cotidianas de una familia en su hogar o escuchar a los mismos arquitectos de una obra contar cómo la idearon, termina atrapando mucho más que los edificios emblemáticos que estamos acostumbrados a ver en fotos o publicaciones".

Aquí la lista de los 115 edificios de increíble valor cultural y patrimonial para visitar durante Open House 2018.

Este año, sólo el 30% de los edificios requirieron de inscripción previa a partir del 10 de octubre en la página del evento oficial. El resto podrá visitarse anotándose al llegar al lugar. En la web pueden encontrarse las descripciones de cada edificio, su dirección, además del día y el horario en los que estarán abiertos al público. En todos los casos será imprescindible presentar el DNI.

En bici, a pie o a través de la ruta de imágenes y murales: un recorrido único por donde sea

Los participantes podrán ver el proceso de realización de un mural en tiempo real (@openhousebsas)
Los participantes podrán ver el proceso de realización de un mural en tiempo real (@openhousebsas)

Como en cada edición, se realizarán circuitos y actividades complementarias que ofrecerán la opción al visitante de recorrer la ciudad a pie, en bicicleta, a través de fotografías y de muros que conectan los espacios. 

-Open Bici propone una nueva mirada de la ciudad, un recorrido en bicicleta por espacios especialmente elegidos, en una actividad que cuenta con guías capacitadas en detalles, historias y anécdotas de los lugares.

-Open Muro pone el foco en el arte urbano, para revalorizar y recuperar las paredes de la ciudad, al tiempo que estrecha los vínculos entre la comunidad y los artistas urbanos. Los participantes podrán ver el proceso de realización de una pintura en tiempo real.

-Open Foto es un espacio para descubrir la ciudad a través de la imagen fotográfica. Se trata de dos eventos puntuales. El primero de ellos, la "Cámara oscura", propone una aventura para comprender, desde adentro, el principio básico de la fotografía. Los visitantes ingresan a una sala totalmente oscura y así al interior de una cámara fotográfica. El reflejo de la luz proyecta desde el exterior imágenes increíbles, la ciudad se refleja en las paredes, en el techo y en el suelo. Además se realizará un concurso de fotografía en colaboración con Wikimedia Argentina.

-Camina Buenos Aires. Las caminatas urbanas dentro de Open House tienen como propósito recorrer la ciudad y descubrirla de una manera diferente. Itinerarios innovadores, fuera de los circuitos convencionales, invitan a los participantes a conocer la arquitectura, la cultura y la historia de Buenos Aires. La experiencia a pie permite un nuevo acercamiento al patrimonio urbano, vivenciar los espacios e interactuar con el entorno.

Este tipo de experiencias estimulan el diálogo sobre la arquitectura y el aprendizaje, lo que permite a la gente abogar por un entorno construido bien diseñado
Este tipo de experiencias estimulan el diálogo sobre la arquitectura y el aprendizaje, lo que permite a la gente abogar por un entorno construido bien diseñado

El proyecto nació en Londres en 1992, y desde su creación se ha instalado en más de 30 ciudades del mundo, como New York, Helsinky, Barcelona, Chicago, Roma y Lisboa. En febrero de este año Open House Buenos Aires participó de la tercera conferencia internacional de Open House Worldwide: "Ciudades para todos: Forjando nuestras ciudades para el futuro", en Londres, Reino Unido, explorando temáticas de ciudadanía activa, compromiso ciudadano y desarrollo urbano.

Durante tres días, se reunieron expertos y profesionales del medio ambiente para explorar y destacar nuevos enfoques en el compromiso público y la ciudadanía activa, y cómo estos pueden ayudar a hacer más ciudades habitables, inclusivas y sostenibles en el futuro.

El concepto Open House fue fundado en Londres en 1992 por Victoria Thornton, con el objetivo de mostrar a los habitantes cómo las ciudades bien diseñadas pueden mejorar sus vidas, abriendo ejemplos de excelencia arquitectónica al público. Estas experiencias estimulan el diálogo sobre la arquitectura y el aprendizaje, lo que permite a la gente abogar por un entorno construido bien diseñado. 

SEGUÍ LEYENDO: