Graciela Borges: "La paz siempre está ahí, sólo que no sabemos verla"

Por Mariano Marquevich*

Graciela Borges participó en cincuenta películas, diecinueve programas de televisión
Graciela Borges participó en cincuenta películas, diecinueve programas de televisión

Es una leyenda del cine nacional y sus grandes actuaciones la hicieron lucirse en pantallas alrededor del mundo. Graciela Borges participó en más de cincuenta películas, muchas quedaron en la página de oro de la historia de la cinematografía argentina, además de participar de diecinueve programas de televisión. A lo largo de su exitosa carrera fue premiada con prestigiosos galardones y, para algunos, hasta se podría aventurar que el cine nacional nació con ella.

Es equilibrada. Bondadosa. Conjuga el oxímoron de estrella sensata, sin ostentaciones ni soberbia. En una entrevista exclusiva con Infobae, la gran Graciela Borges ahonda sobre la espiritualidad, quién es Dios para ella y cual es la "llave maestra" de su vida.

-¿Cuál es tu Dios?

Hay tantos dioses como seres humanos, ¿no? Qué dios tiene cada uno, en quién cree: en la naturaleza, en el dinero, en Buda. El mío -la única cosa clara- es que siempre lo siento acá, en mi hombro. Cada mañana, cada tarde, cada momento en el que lo necesito está ahí, y es una razón de fe y las razones de fe son inexplicables.

Una de las grandes actrices de la historia del cine nacional
Una de las grandes actrices de la historia del cine nacional

-¿Cuál es el sentido de la vida para vos?

En realidad es tan fácil contestar que no es el sentido que la vida tenga para uno, sino el sentido que uno le da a la vida. Eso es tan claro. Y además, tiene que ver con el sentido que le da cada uno a la vida. En la niñez es la alegría que a veces uno no tuvo, en la madurez es otra cosa, en el tiempo que va pasando y pasando y pasando. Hay un momento entre la joven madurez -como dicen los americanos- y la muerte -a partir de los 50 años o los 60 años- en que lo único que uno pide es paz. Ése es el sentido de la vida. Y lo peor, o lo mejor, es que la paz está ahí, sólo que no sabemos verla. Y la paz trae todo.

Participó en más de 50 films
Participó en más de 50 films

-¿Cuál es tu Llave Maestra?

Llave maestra puede ser meditar, que para mí es un bien mayor. Estar en silencio dentro de mi profundo silencio interior. Aunque parezca redundante, dentro de mi profundo silencio interior, estar bien, con la mirada sin distraerse sobre los demás. Estar haciendo servicio. Estar abrazando a alguien que lo necesita o que yo necesito que me abrace. El tema es como el sentido de la vida, ¿no? Depende de lo que uno quiera, en qué condiciones está… Pero la verdad es el camino de la espiritualidad. Pero esta tan usado el tema de la espiritualidad porque en realidad todos somos seres espirituales en una experiencia humana. O sea que el sentido sería el camino, el profundo camino de la espiritualidad de cada día.

Una mujer profunda (Aldo Sessa)
Una mujer profunda (Aldo Sessa)

*Mariano Marquevich es el autor de "La Llave Maestra", un libro que abre la puerta al bienestar, un libro para leer antes de cualquier otro libro. No es un libro de espiritualidad, ni de filosofía, ni de psicología o de religión. Aunque aborda áreas comprendidas en todas esas categorías, ninguna consigue ceñirlo en su definición. Pero es un bicho raro. Como vos.

LEA MÁS:

¿La religión puede provocar el mismo placer que el sexo?

Matrimonio igualitario: dos mujeres se casarán por primera vez en una sinagoga

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos