Bill Gates encontró la solución para la desnutrición mundial: mira el secreto del grano africano

El cofundador de Microsoft cree que un alimento que tiene más de 5.000 años de existencia podría resolver lo que él considera el mayor problema actual

Guardar

Nuevo

El empresario señala que este alimento necesita de menos agua para crecer. (YouTube: Bill Gates)

Hoy en día, 45 millones de niños sufren desnutrición aguda grave, esto es aproximadamente la misma población de España. Por años, Bill Gates, a través de su fundación, ha trabajado en la búsqueda de soluciones para esta problemática y parece que en su más reciente visita a Senegal, encontró una.

Se trata de un grano que lleva ha existido por más tiempo que la rueda, aquel invento que revolucionó el mundo. El fonio ha estado alimentando a familias en África occidental durante más de 5.000 años, más tiempo que cualquier otro cereal cultivado en el continente. Eso lo hace más antiguo que los retretes, la rueda e incluso la escritura.

El fonio, según Gates, podría marcar un antes y después en la alimentación mundial debido a sus cualidades. Es una gran fuente de proteínas, fibra, hierro, zinc y varios aminoácidos clave, necesita poca agua, es capaz de crecer en tierra de mala calidad y hasta rejuvenece el suelo a medida que crece.

Gates se atreve a decir que el fonio podría llegar a ser clasificado como un superalimento. (YouTube: Bill Gates)
Gates se atreve a decir que el fonio podría llegar a ser clasificado como un superalimento. (YouTube: Bill Gates)

¿Cómo fue la visita de Bill Gates a Senegal?

Recientemente, el reconocido magnate y filántropo, estuvo en Dakar, ciudad capital de Senegal. Allí conoció los beneficios del fonio y una empresa que planea llevar este alimento al ámbito comercial.

“Cuando los europeos llegaron por primera vez a África occidental, llamaron al fonio “arroz hambriento” porque crecía tan rápido que se podía comer en momentos en que no había otros alimentos disponibles. Hoy en día, mucha gente probablemente lo llamaría un superalimento”, comentó Gates.

A pesar de todas sus cualidades positivas, el fonio cuenta con un factor que interrumpe su comercialización a gran escala: La parte que se come está rodeada por una cáscara dura, que tradicionalmente las mujeres expertas quitaban usando un mortero o sus pies para romper la cáscara. Es un proceso que requiere mucho tiempo y trabajo y que dificulta la obtención de ganancias.

La tradición en Senegal es que las mujeres rompan la cascara del fonio con sus pies. (YouTube: Bill Gates)
La tradición en Senegal es que las mujeres rompan la cascara del fonio con sus pies. (YouTube: Bill Gates)

Gates conoció de primera mano una planta de folio ubicada en Dakar que procesa el alimento y lo vuelve más rentable debido a que allí se reduce el tiempo en que se rompe la cáscara, esto sucede través de procesos industriales.

Laura Layousse, CEO de Compagnie Africaine Agroalimentaire, explicó que la nueva de cadena de producción no afectaría a los agricultores locales ya que la empresa le compra el grano a ellos y también los capacita para que trabajen en la empresa senegalés.

Por otro lado, Bill Gates compartió la historia de un chef de ese mismo país, Pierre Thiam. Él se encarga de visibilizar el fonio a través de recetas únicas. Incluso, cocinó un platillo de este grano junto el filántropo estadounidense. Gates confesó que el fonio le recordó al sabor del cuscús cuando se cocina en agua caliente.

A traveés de su fundación, Bill Gates ha adelantado varias campañas para mitigar la desnutrición mundial.  (Instagram: thisisbillgates)
A traveés de su fundación, Bill Gates ha adelantado varias campañas para mitigar la desnutrición mundial. (Instagram: thisisbillgates)

El cofundador de Microsoft aclaró que la solución a la desnutrición no se limita a un superalimento. “Necesitamos construir sistemas alimentarios sólidos y diversos que obtengan de muchas fuentes diferentes”, explicó.

¿Qué opina Bill Gates sobre la pobreza?

Gates pronostica una transformación considerable en la situación global de pobreza para 2035, esperando la casi desaparición de naciones clasificadas como pobres. Se destaca su perspectiva positiva hacia el avance económico, así como la confianza en la tecnología y la innovación para erradicar la pobreza.

“Soy lo suficientemente optimista al respecto como para estar dispuesto a hacer una predicción. Para 2035, casi no quedarán países pobres en el mundo”, dijo el magnate tecnológico en un documento difundido a través de Gates Foundation.

Gates propuso que la mayoría de los países lograrán alcanzar un nivel de ingresos que hoy se califica como medio bajo o superior. Esta evolución se deberá a múltiples razones, entre ellas la adopción de prácticas de naciones más eficientes, el impacto favorable de innovaciones tales como vacunas novedosas, semillas agrícolas mejoradas, y el progreso de la revolución digital.