¿Sabías que las luces de freno del carro pueden quedar encendidas sin darnos cuenta y generar multas?

Aunque es usual que esta se encienda cada vez que se frena el pedal para detener el vehículo, que permanezcan activadas después de apagar el vehículo, es una señal bastante preocupante

Compartir
Compartir articulo
Que las luces de freno del vehículo estén siempre encendidas no es una buena señal. (Mitsubishi Motors)
Que las luces de freno del vehículo estén siempre encendidas no es una buena señal. (Mitsubishi Motors)

Es normal que las luces de freno permanezcan encendidas si se está presionado el pedal del freno, aún si el vehículo no tiene la llave puesta, pero estas también deben apagarse tan pronto como se suelte este mecanismo, de lo contrario se podría estar ante una preocupante señal de alarma.

Si estas luces permanecen operativas después de apagar el motor, probablemente se estén quedando encendidas todo el tiempo y cualquiera que sea la causa, esta es una situación muy peligrosa.

Hay dos razones muy claras, porque además de representar un peligro para el resto de conductores, en muchos lugares llevar el coche con las luces de freno encendidas de manera constante es ilegal.

Por qué estas luces pueden quedar encendidas

Conducir con las luces de freno encendidas siempre es ilegal en muchos lugares. (Romamotor)
Conducir con las luces de freno encendidas siempre es ilegal en muchos lugares. (Romamotor)

La causa más probable por la que estas luces se mantengan encendidas es por un fallo en el interruptor de la luz de freno, el cual debe permanecer abierto cuando no esté presionando el pedal porque esto interrumpe el circuito para que no fluya la corriente.

Mientras que cuando se presiona el pedal, el interruptor debe cerrarse y el caso también puede presentarse a inversa, es decir, que las luces de freno no se enciendan al pisar el pedal.

Cuando este sensor falla, puede deberse al desgaste general (más común) o a un golpe significativo. Si el dispositivo se mantiene atascado en la posición cerrada, siempre está extrayendo corriente de la batería. Y con el tiempo, podría drenarla y dificultar el arranque.

También puede errar por un sensor de baja calidad o una mala instalación. Por eso es vital llevar el vehículo al taller y que revisen el circuito eléctrico de las luces de freno.

Un fallo eléctrico es una posibilidad

El sensor va directamente conectado al pedal que controla los frenos del vehículo. (Mitsubishi Motors)
El sensor va directamente conectado al pedal que controla los frenos del vehículo. (Mitsubishi Motors)

Si el problema no se origina en un fallo en el interruptor mencionado, se podría tratar de un fallo en el sistema eléctrico del coche y esto puede significar un montón de situaciones.

Por ejemplo, puede tratarse de un cortocircuito y que esté recibiendo corriente eléctrica de otra parte. Si este es el caso, la Unidad de control de motor del vehículo podría estar funcionando mal.

Otra causa es la instalación de una bombilla incorrecta. Muchos automóviles vienen con bombillas de dos filamentos y dos circuitos distintos. Si son inadecuadas, fallarán, y la información está en el manual de usuario.

Cómo arreglar unas luces de freno siempre encendidas

Es altamente recomendable llevar el vehículo al talle. (REUTERS/Nick Carey)
Es altamente recomendable llevar el vehículo al talle. (REUTERS/Nick Carey)

Para este caso, la apuesta más segura es llevar el coche a un mecánico, en especial si no se tiene experiencia o conocimientos.

Es mejor no arriesgarse con el sistema eléctrico y el circuito de frenado, estos pueden ser impredecibles y deben tratarse con habilidad y cuidado. Aunque acabe siendo una solución sencilla, es vital que el trabajo se haya realizado correctamente.

Por qué las luces al interior de un vehículo se quedan encendidas

Las luces al interior de un vehículo pueden encenderse y apagarse de forma automatica. (Imagen Ilustrativa Infobae)
Las luces al interior de un vehículo pueden encenderse y apagarse de forma automatica. (Imagen Ilustrativa Infobae)

La función principal de esta función es permitir ver los objetos cotidianos a bordo del carro y, sobre todo, para poder meter la llave en la cerradura sin dificultad. Por eso, en la mayoría de coches esta luz se apaga automáticamente al dar el contacto del vehículo.

Y para este caso hay dos tipos de tecnologías responsables de que la luz se mantenga encendida unos segundos. La primera y más habitual es un temporizador que detecta el tiempo que ha pasado desde que se abandona y se cierra el vehículo.

La segunda es un sensor de movimiento que mantiene la luz encendida hasta que el último pasajero abandona el vehículo y este queda vacío.

El consumo de las luces de cortesía, como se las llama, es muy bajo y el tiempo que están encendidas está calculado por el fabricante para que no afecte en exceso a la carga del sistema eléctrico. Aunque si se quedan encendidas toda la noche por su activación manual, puede que al día siguiente se encuentre el carro sin batería