El mejor truco para encender el carro cuando muere la batería

Este es un componente crítico en el sistema de arranque de los coches y al descargarse o fallar impide que el carro pueda encender

Compartir
Compartir articulo
Hay opciones para solucionar cuando un vehículo no tiene suficiente energía eléctrica para hacer funcionar el motor de arranque. (Imagen Ilustrativa Infobae)
Hay opciones para solucionar cuando un vehículo no tiene suficiente energía eléctrica para hacer funcionar el motor de arranque. (Imagen Ilustrativa Infobae)

Salir a dar un paseo y que el vehículo en el que se viaja se quede sin batería en medio del trayecto es un tedioso problema del que no está exento ningún conductor, afortunadamente existen varias técnicas para poder arrancar el vehículo sin necesidad de recurrir a los servicios de asistencia.

Recordemos que la batería es un componente crítico en el sistema de arranque de un automóvil y si no cuenta con la suficiente energía eléctrica, no será posible arrancar el motor con normalidad.

Además, se debe tener presente que si un coche se queda detenido durante algún tiempo, especialmente cuando hace frío, es posible que se quede sin batería. Esto también puede ocurrir por dejar alguna luz del auto encendida.

Para qué sirve la técnica del “empujón”

Arrancar el coche sin batería es posible y hay varias maneras de hacerlo. (Quick Battery)
Arrancar el coche sin batería es posible y hay varias maneras de hacerlo. (Quick Battery)

Entre los métodos para encender un vehículo sin batería, el “empujón” se destaca como una solución viable, especialmente en situaciones donde no se dispone de herramientas o de ayuda externa.

El arranque a empujón aprovecha el movimiento físico del coche para generar el impulso necesario que permita al motor encenderse. Esta técnica requiere de cierta destreza y condiciones físicas, siendo ideal su ejecución en una pendiente descendente para minimizar el esfuerzo requerido.

El procedimiento consiste en empujar el coche, engranar la segunda marcha con el embrague presionado y, una vez que el vehículo ha adquirido suficiente velocidad, soltar el embrague cuidadosamente para activar el motor.

Optar por la segunda marcha en lugar de la primera o la tercera facilita el proceso, adaptándose a la fuerza necesaria para que el coche arranque sin la necesidad de energía eléctrica.

Es fundamental recordar que esta técnica solo debe emplearse en casos excepcionales y siempre con precaución, teniendo en cuenta que el correcto mantenimiento de la batería y un uso responsable del vehículo pueden prevenir situaciones de este tipo.

Además, es importante considerar que, si la batería está dañada, este método no será suficiente para resolver el problema a largo plazo y será necesario su reemplazo o reparación.

Los cables de arranque son una opción

Las pinzas son una solución excelente, pero se necesita de unas pinzas y otro vehículo. (Quick Battery)
Las pinzas son una solución excelente, pero se necesita de unas pinzas y otro vehículo. (Quick Battery)

El uso de cables de arranque o pinzas para coche, así como la asistencia de un segundo vehículo con batería, pueden ofrecer una solución rápida y efectiva.

Este proceso, que implica conectar dos baterías para transferir energía de una a otra, requiere de ciertas precauciones para evitar daños tanto en el vehículo auxiliar como en el que recibe la carga.

Estos pasos esenciales comienzan por asegurar la conexión correcta a través de los bornes específicos, respetando la codificación por colores de las pinzas para garantizar un flujo seguro de electricidad.

También es muy importante que el automóvil donante mantenga su motor encendido, para prevenir el agotamiento de su propia batería durante el proceso.

Es aconsejable desactivar sistemas que consuman energía innecesariamente, como el sistema multimedia y de climatización, para maximizar la eficiencia del arranque.

Y antes de proceder con el arranque del coche afectado, es recomendable ejecutar una ligera aceleración en el vehículo donante, lo que facilita la transferencia de carga suficiente para iniciar el motor del otro.

La utilización de esta herramienta representa una alternativa accesible y eficiente debido a que puede encontrarse en la mayoría de comercios, incluyendo supermercados y gasolineras.

Para los más prevenidos están los arrancadores portátiles

La batería del coche es un componente crítico en el sistema de arranque. (Mitsubishi)
La batería del coche es un componente crítico en el sistema de arranque. (Mitsubishi)

La portabilidad y versatilidad de las baterías externas se han extendido hasta el sector automotriz, ofreciendo una solución práctica para los conductores que sufren el inconveniente de quedarse sin batería en su vehículo.

Estos dispositivos, conocidos como arrancadores portátiles de coches o powerbanks para vehículos, cuentan con una capacidad mínima de 8.000 mAh y están equipados con pinzas que se conectan a los bornes del coche, facilitando su arranque en caso de emergencia.

El funcionamiento de estas baterías auxiliares es sencillo: se ajustan mediante pinzas a los bornes correspondientes del vehículo, siguiendo el código de colores para asegurar una conexión correcta.

Una vez conectadas, permiten el arranque del coche, tras lo cual deben desconectarse manteniendo el motor encendido para que la batería del vehículo se recargue progresivamente. Este método no solo brinda independencia al conductor al evitar la necesidad de asistencia externa, sino que también asegura una forma efectiva de enfrentarse a situaciones inesperadas.

Además, estos dispositivos no se limitan a ser un útil para emergencias vehiculares; también funcionan como baterías portátiles para dispositivos electrónicos, elevando su valor como herramienta multifuncional.