Qué deben tener en cuenta los padres al comprar el primer celular a sus hijos

Larga duración de batería, una pantalla que cuide su salud ocular, y que sea resistente a los posibles accidentes que ocurran, son algunas de las recomendaciones

Compartir
Compartir articulo
La elección del primer celular para un menor debe estar dirigido a su reforzar su aprendizaje y su seguridad. (Imagen ilustrativa Infobae)
La elección del primer celular para un menor debe estar dirigido a su reforzar su aprendizaje y su seguridad. (Imagen ilustrativa Infobae)

Al seleccionar el primer smartphone para un menor, los padres deben considerar aspectos clave como la privacidad, la durabilidad de la batería y la resiliencia del dispositivo más allá de sus especificaciones técnicas, para maximizar los beneficios de la tecnología móvil en el aprendizaje y la comunicación de los más pequeños.

Estadísticas recientes de distintos países del mundo establecen que aproximadamente el 70 % de los niños entre 10 y 15 años ya poseen un móvil, cifra que se eleva por encima del 95 % una vez que alcanzan los 15 años.

Este acceso cada vez más temprano a los celulares de los niños, invita a padres a formular cómo fomentar un uso adecuado y responsable para que los niños disfruten de muchos de los beneficios que aporta la tecnología móvil. A continuación están varias características que debe incorporar el primer celular indicado para un niño.

El uso del móvil en niños y jóvenes debe tener restricciones para que no se vuelva un problema. (Imagen Ilustrativa Infobae)
El uso del móvil en niños y jóvenes debe tener restricciones para que no se vuelva un problema. (Imagen Ilustrativa Infobae)

Un celular que brinde conectividad con ciertas restricciones

Entre las recomendaciones de los expertos en tecnología argumentan que el primer móvil de un niño debe tener integrado herramientas de control parental, con opciones como la limitación de tiempo en pantalla o restricciones de páginas y contenidos que no son propios de su edad. .

Del mismo modo, se recomienda seleccionar un teléfono inteligente que sea de fácil uso para un niño con aplicaciones educativas que refuercen su aprendizaje, y que sea de acorde a la edad del menor que lo vaya a utilizar de manera rutinaria.

La batería es otro aspecto que se debe tener en cuenta. Es indispensable decantarse por un celular que la carga le aguante en lo preferible todo el día para que se prevengan interrupciones o problemas en la relación y supervisión de los padres y sus hijos cuando están en la escuela u otros espacios.

Se debe seleccionar un móvil que tenga una larga duración de batería. (Freepik)
Se debe seleccionar un móvil que tenga una larga duración de batería. (Freepik)

Debe integrar funciones que potencien su uso

La pantalla del dispositivo móvil es otro punto importante. Lo recomendable es que sea segura para la salud de los ojos de los niños y que cuente con gran calidad sonora para la revisión de varios contenidos educativos que puede visualizar el niños.

Además, debido a los posibles accidentes que se puedan presentar por distracciones de los niños, es relevante escoger un dispositivo resistente, junto con que lleve una funda o protector que aguante todo tipo de golpes.

De igual modo, el precio también se puede tener en cuenta en la elección del celular. No es adecuado comprar un móvil de gran valor, sino mas bien uno con integren las anteriores características, y que se puede conseguir por un precio accesible.

Los niños deben usar el celular para su recreación y aprendizaje. Foto: (Getty Images)
Los niños deben usar el celular para su recreación y aprendizaje. Foto: (Getty Images)

El móvil como estimulo del aprendizaje

Uno de los beneficios de los celulares es que pueden contribuir a la adquisición de conocimiento de los más pequeños, junto con potenciar la capacidad de relacionarse con su entorno, además de que brindan opciones de diversión como juegos didáctico, videos explicativos, y libros digitales.

Con el primer celular se espera que el niño sea más autónomo y refuerce habilidades comunicativas, y no se utilice el móvil para ser un obstáculos en las distintas tareas diarias.

Cuidar la privacidad en línea de los menores

La ciberseguridad es de gran atención sobre todo cuando un niño interactúa con el ciberespacio, que al igual de sus beneficios tiene riesgos que pueden atentar contra su intimidad. Junto con instalar antivirus y antimalware en el celular se debe concientizar sobre los peligros de la web.

De igual importancia, los padres deben hablar con sus hijos de los tiempos en que pueden usar su móvil, decidir si les pagan un paquete de datos para en momentos en que no está en la casa, o también decidir el tipo de contenido que puede ir visualizando con el pasar de los años.