El mejor secreto para secar la ropa en la lavadora sin necesidad de una secadora

Este es uno de los los electrodomésticos que más consumen energía en el hogar

Compartir
Compartir articulo
El centrifugado es una alternativa para tener prendas secas sin usar otros electrodomésticos. (Whirlpool)
El centrifugado es una alternativa para tener prendas secas sin usar otros electrodomésticos. (Whirlpool)

Durante el ritmo del día a día muchas personas prefieren usar la secadora para evitar tener que tender la ropa y esperar a que se seque. Algo que también deben hacer quienes viven en espacios pequeños. Sin embargo, esto a futuro representa un alto costo en la factura de la luz y puede que algunas prendas se dañen. Pero hay una solución que puede ser un secreto para muchos.

Este truco también es ideal para todos aquellos que no tengan una secadora en casa y no puedan adquirir un electrodoméstico con esas características, por sus costos o por el espacio. En ese caso la solución está a la mano porque solamente se necesitará un elemento que seguramente todos tienen en su hogar.

Secar la ropa sin usar la lavadora

Esperar a que el sol salga puede ser un problema para muchos. En épocas de invierno el proceso puede hacerse lento y el paso de los días hacen necesario lavar la ropa y ponerla secar. Para resolver este problema solo necesitaremos una toalla y uno de los botones de nuestro electrodoméstico.

Ese el botón secreto que nos ayudará en esta situación cotidiana. Una alternativa que muchas veces pasa desapercibida, pero a la que le podemos sacar mucho el provecho, al punto de evitar usar la secadora y ahorrar algo de dinero.

El centrifugado es una alternativa para tener prendas secas sin usar otros electrodomésticos. (Mabe)
El centrifugado es una alternativa para tener prendas secas sin usar otros electrodomésticos. (Mabe)

Después de que la lavadora haya completado su ciclo con normalidad, lo que vamos a hacer es abrir la puerta o el tambor e introducir una toalla gruesa y seca junto al resto de las prendas. Luego vamos a configurar un ciclo de centrifugado al máximo poder, esta es una opción que tienen todas las lavadoras. Esto hará que el tambor gire a toda la velocidad posible y que la toalla absorba toda la humedad de la ropa mojada.

Tras finalizar el ciclo de centrifugado, las prendas saldrán prácticamente secas y solo tendremos que colgarlas en un lugar seco, lejos del calor, y esperar mucho menos tiempo para que estén totalmente listas para doblarlas y guardarlas.

Beneficios del truco del secado rápido

Este secreto va más allá de simplemente ahorrarnos el tiempo y el esfuerzo de tender la ropa, por lo que sus beneficios pueden verse en otros aspectos.

  • Ahorro energético: al evitar el uso de secadoras eléctricas, estamos reduciendo nuestro consumo de energía, a pesar de tener que usar un ciclo extra con la lavadora.
  • Ahorro económico: la reducción del uso de secadoras eléctricas se traduce directamente en un ahorro en nuestra factura de electricidad. Con el aumento constante de los precios de la energía, cualquier oportunidad para reducir nuestros gastos es bien recibida.
  • Cuidado de la ropa: al utilizar el truco del secado rápido, estamos minimizando la exposición de nuestras prendas a altas temperaturas, lo que puede ayudar a preservar su calidad y prolongar su vida útil.
  • Comodidad: este secreto nos da la posibilidad de poder lavar y secar nuestras prendas en un solo electrodoméstico, eliminando la necesidad de transferirlas de la lavadora a la secadora.
El centrifugado es una alternativa para tener prendas secas sin usar otros electrodomésticos. (Samsung)
El centrifugado es una alternativa para tener prendas secas sin usar otros electrodomésticos. (Samsung)

El botón secreto de la lavadora para dejar la ropa como nueva

El cajón de la lavadora es una de las partes más sucias de este electrodoméstico. Allí se suelen almacenar residuos de detergente y suavizante, obstaculizando el trabajo de limpieza, generando un mayor gasto en todos los recursos que necesita el dispositivo para funcionar.

Seguramente muchos limpien constantemente el tambor para evitar esta situación o porque la lavadora se los notifica, pero es necesario buscar el botón secreto para que ese aseo sea más completo y los resultados tengan un mayor impacto.

Para acceder a ese botón secreto hay que abrir la bandeja de la lavadora y allí aparecerá una palanca con un color diferente al resto. Este es el botón que impide hacer una mejor limpieza, por lo que hay que levantarlo para poder sacar el cajón.

Una vez hayamos retirado esta parte tendremos que hacer un buen aseo a este accesorio, quitando todos los rastros de detergente y suavizante y realizando una desinfección para acabar con las bacterias presentes y que llegan a la ropa.

Se recomienda que la limpieza no se haga con bicarbonato de sodio o con vinagre, porque estos componentes podrían dañar las piezas metálicas de la lavadora. Lo mejor será utilizar ácido cítrico y hacer este proceso por lo menos una vez al mes.