Cómo reducir el gasto energético al jugar en consolas de videojuegos

Reducir el consumo de electricidad se ha vuelto esencial. Desafortunadamente, jugar es una afición que resulta cada vez más costosa

Compartir
Compartir articulo
El consumo energético de las consolas podrían convertirse en una preocupación de los gamers. (Imagen ilustrativa Infobae)
El consumo energético de las consolas podrían convertirse en una preocupación de los gamers. (Imagen ilustrativa Infobae)

Con el incremento en el precio de la electricidad en los hogares, buscar formas de reducir el consumo se ha vuelto esencial.

Lamentablemente, disfrutar de los videojuegos está resultando cada vez más costoso. A la alza en los precios de los juegos y consolas, se le añade el significativo aumento en el costo de la electricidad en algunos países.

Ante esta situación, podría ser útil tener en cuenta varios consejos para reducir el gasto de energía al jugar videojuegos en casa.

Cómo ahorrar electricidad al jugar videojuegos

Quienes buscan un escape en los videojuegos podrían verse preocupados por el elevado consumo eléctrico que supone encender una consola.

Los mandos de las consolas pueden consumir energía. (Imagen ilustrativa Infobae)
Los mandos de las consolas pueden consumir energía. (Imagen ilustrativa Infobae)

Con el objetivo de aliviar esta preocupación y hacerla más llevadera, se presentan diversos consejos y estrategias diseñados para ayudar a los jugadores a ahorrar en el consumo eléctrico y, consecuentemente, en los gastos asociados a disfrutar de sus consolas preferidas como la PS5, PS4, Xbox Series X|S, Xbox One, Nintendo Switch y PC.

No usar modo reposo

Muchos aficionados a los videojuegos han adoptado la costumbre de dejar sus consolas en modo reposo o standby, una práctica que ofrece beneficios como la carga de los controles y la actualización automática de la consola y sus juegos.

No obstante, mantener la consola en modo reposo incrementa de manera significativa el consumo eléctrico. Aunque empresas como Microsoft han seleccionado el Modo Ahorro de Energía como opción predeterminada en sus consolas Xbox Series X|S, lo más recomendable es apagar completamente la consola.

Así, el modo reposo resulta conveniente solo si se va a tener un seguimiento del tiempo que la consola permanecerá encendida. Para ahorrar energía, es preferible evitar que la consola esté en este modo y apagarla totalmente, ya que de esta manera no consumirá electricidad.

Es importante conocer el consumo energético que genera cada tipo de consola. (Imagen ilustrativa Infobae)
Es importante conocer el consumo energético que genera cada tipo de consola. (Imagen ilustrativa Infobae)

Atención con los cables sueltos

Para asegurarse de que no haya consumo eléctrico cuando no se está jugando, es clave que todo lo vinculado a la consola o PC se apague. ¿Cómo lograrlo?

Si se dispone de un conjunto de dispositivos como monitor, altavoces, teclado, micrófono y otros accesorios, una estrategia efectiva es conectarlos todos a una regleta de enchufes con interruptor.

Al apagar esta regleta, se corta la alimentación eléctrica de todos los dispositivos, incluida la consola o el PC, eliminando la preocupación por el consumo innecesario de energía. Esto representa un método sencillo y eficaz para evitar el gasto excesivo de electricidad.

Hacer uso de regleta ayuda a que se organice los cables. (Imagen ilustrativa Infobae)
Hacer uso de regleta ayuda a que se organice los cables. (Imagen ilustrativa Infobae)

Ventilación

Asegurar una buena ventilación alrededor de la consola puede prevenir el sobrecalentamiento y, por lo tanto, reducir la necesidad de que los sistemas de enfriamiento trabajen más de lo necesario, lo cual consume energía adicional.

Brillo y uso de auriculares

Tanto en televisores como en monitores, reducir el brillo puede disminuir significativamente el consumo de energía. Ajustar el brillo a un nivel cómodo que no comprometa la experiencia de juego.

Los auriculares consumen menos energía que los altavoces externos. Utilizarlos para el audio del juego puede contribuir al ahorro de electricidad.

Conocer el consumo de cada consola

Conocer el consumo eléctrico generado al jugar es crucial para buscar ahorros en la próxima factura de electricidad.

Para los gamers que utilizan todo un ecosistema de videojuegos, es importante organizar su gasto energético. (Imagen Ilustrativa Infobae)
Para los gamers que utilizan todo un ecosistema de videojuegos, es importante organizar su gasto energético. (Imagen Ilustrativa Infobae)

Es importante estar al tanto de cuánta energía consume la consola utilizada. Las consolas de última generación como PlayStation 5 y Xbox Series X|S, debido a sus avanzadas características como juegos en FPS (cuadros por segundo) altos, resolución 4K y discos SSD de alta velocidad, consumen más energía en comparación con consolas de generaciones anteriores.

A continuación, se presentan las estimaciones de consumo energético de cada consola, proporcionando una referencia para medir el impacto de su uso en el consumo eléctrico.

- PlayStation 5: 50 - 220 W/h

- PlayStation 4: 90 - 150 W/h

- PlayStation 4 Pro: 75 - 160 W/h

- Xbox Series X: 45 - 220 W/h

- Xbox Series S: 25 - 100 W/h

- Xbox One S: 35 - 90 W/h

- Nintendo Switch: 10 - 18 W/h