Sam Altam con Bill Gates: “Los modelos de IA actuales serán los más estúpidos que existirán”

El fundador de Microsoft invitó al CEO de OpenAI a su podcast para discutir sobre el futuro de la inteligencia artificial y cómo la sociedad se está adaptando a dicha tecnología

Compartir
Compartir articulo
Unconfuse Me es el podcast de Bill Gates, en el que el empresario invita a quienes él considera expertos para hablar de diversos temas. (Instagram: thisisbillgates)

En una reciente entrega del podcast ‘Unconfuse Me’ de Bill Gates, el visionario tecnológico y fundador de Microsoft sostuvo una reveladora conversación con Sam Altman, el CEO de OpenAI, acerca del avance de la inteligencia artificial.

La charla, que se desarrolló en torno a proyecciones futuras y adaptaciones sociales a esta tecnología disruptiva, puso de relieve un pronóstico audaz: los sistemas actuales de IA serán vistos como los más primitivos en comparación con lo que está por venir.

Antes de dar inicio al podcast, Gates realizó un aviso. “No discutiremos esa situación en la conversación; sin embargo, escucharás acerca del compromiso de Sam de construir una inteligencia artificial segura y responsable”, dijo el filántropo.

Esto debido a que segundos antes agregó una grabación de una llamada de Teams de ellos dos. En esa charla, Gates le preguntó a Altman que cómo se encontraba.

El cofundador de Microsoft reflexiona sobre la capacidad humana y la inteligencia artificial junto a Sam Altman, enfatizando los sorprendentes resultados actuales. (Instagram: thisisbillgates / Fotocomposición: Infobae)
El cofundador de Microsoft reflexiona sobre la capacidad humana y la inteligencia artificial junto a Sam Altman, enfatizando los sorprendentes resultados actuales. (Instagram: thisisbillgates / Fotocomposición: Infobae)

“Hombre, ha sido una locura. Estoy bien. Es un momento muy emocionante. Creo que, ya sabes, muchas personas han comentado sobre el hecho de que el equipo nunca se ha sentido más productivo, más optimista o mejor”, respondió el CEO de la startup.

“Así que, supongo que eso es como un lado positivo de todo esto. En cierto sentido, este fue como un verdadero momento de maduración para nosotros, estamos muy motivados para mejorar y, en cierta forma, para convertirnos en una empresa preparada para los desafíos que tenemos por delante”, añadió.

Cabe agregar que la “situación” a la que se refería Gates fue el despido por “falta de confianza” de OpenAi de Altman y posterior regreso en noviembre de 2023.

Entonces, ¿de qué hablaron los empresarios?

“No esperaba que ChatGPT llegara a ser tan bueno”, empieza Gates para abrir la discusión sobre qué es verdaderamente la inteligencia artificial, ya que puede parecer complicado entender como una tecnología es capaz de actuar de forman tan similar como lo hace el entendimiento humano.

En unos cinco años se entenderán mejor los alcances de la inteligencia artificial, comparten Gates y Altman. (Gettyimages / Fotocomposición: Infobae)
En unos cinco años se entenderán mejor los alcances de la inteligencia artificial, comparten Gates y Altman. (Gettyimages / Fotocomposición: Infobae)

“No vamos a abrir tu cerebro para ver cómo evoluciona, pero a esto podemos hacerle una radiografía perfecta”, indicó Altman con el fin de comparar el cerebro con la forma en que trabaja una IA, ya que las redes neuronales imitan el cerebro humano para que la IA aprenda y tome decisiones basadas en datos y patrones.

“Todos estamos motivados para comprenderlas realmente, dejando de lado la curiosidad científica, pero la escala de estas es tan inmensa”, dijo Altman.

“Estoy bastante seguro de que, en los próximos cinco años, lo entenderemos. En términos de eficiencia de entrenamiento y precisión, ese entendimiento nos permitiría hacer mucho mejor de lo que podemos hacer hoy”, le siguió Gates.

Ambos empresarios confesaron su optimismo por el avance de esta tecnología ya que en futuro podría simplificar muchos procesos y facilitar tareas para la humanidad.

Sam Altman reflexiona sobre el papel optimista y productivo de su equipo en el contexto del desarrollo de la inteligencia artificial. (YouTube: Bill Gates)
Sam Altman reflexiona sobre el papel optimista y productivo de su equipo en el contexto del desarrollo de la inteligencia artificial. (YouTube: Bill Gates)

“Algún día, tal vez habrá una IA a la que puedas decir: “inicia y dirige esta empresa por mí”. Y luego, quizás algún día, habrá una IA a la que puedas decir: “descubre nueva física””, expresó Altman.

“Lo que estamos viendo ahora es muy emocionante y maravilloso, pero creo que siempre vale la pena ponerlo en contexto de esta tecnología que, al menos durante los próximos cinco o diez años, estará en una curva de mejora muy empinada. Los modelos actuales son los más estúpidos que jamás existirán”, remató.

En este punto, Gates decidió ser cauteloso con sus predicciones sobre la inteligencia artificial y se enfocó en su preocupación de cómo la sociedad podría adaptarse a una tecnología que está avanzando tan rápido.

El futuro de la IA podría incluir la gestión empresarial y el descubrimiento en física, según visiones de Altman. (X: sama)
El futuro de la IA podría incluir la gestión empresarial y el descubrimiento en física, según visiones de Altman. (X: sama)

“Esa es la parte que encuentro potencialmente un poco aterradora, la velocidad con la que la sociedad tendrá que adaptarse y que el mercado laboral cambiará”, le respondió Altman.

Música clásica para trabajar

Casi al finalizar los 33 minutos del podcast, Gates contó que a todos los invitados les pide que traigan un álbum musical. Por su parte, Altman llevó ‘The New Four Seasons - Vivaldi Recomposed’ por Max Richter.

“Me gusta la música sin letras para trabajar”, reveló el CEO de la startup de 500 trabajadores. “Esto es algo que escuché mucho mientras empezábamos OpenAI. Creo que es música muy hermosa. Es elevadora y optimista, y simplemente perfecta para mí para trabajar”, agregó.

Finalmente, Gates le pidió que diera un consejo. “La mayoría de las personas tienen una mala calibración respecto al riesgo”, le dijo.

“Tienen miedo de dejar un trabajo cómodo para hacer aquello que realmente desean, cuando, de hecho, si no lo hacen, mirarán atrás en sus vidas pensando: “Hombre, nunca empecé esa empresa que quería, o nunca intenté ser un investigador de IA”, concluyó.