Rosario sangrienta: acusan al pistolero de Los Monos preso en Ezeiza de ordenar los atentados a frigoríficos

“Pupito” Avalle enfrentará hoy una audiencia imputativa a cargo del fiscal Franco Carbone por supuestamente haber instigado los ataques ocurridos a principios de este mes en las instalaciones de Paladini, Coto, Swift, Mattievich y el sindicato de la carne

Compartir
Compartir articulo
"Pupito" Avalle, acusado hoy en la Justicia de Rosario
"Pupito" Avalle, acusado hoy en la Justicia de Rosario

Cristian Nicolás “Pupito” Avalle, un reconocido pistolero de la violencia rosarina, presunto jefe de una banda narco que opera para Los Monos en Villa Gobernador Gálvez y que actualmente está preso en el penal federal de Ezeiza, enfrentará una nueva audiencia imputativa hoy miércoles por la mañana en los tribunales de Rosario. El fiscal Franco Carbone lo señala como el instigador de los ataques contra el Sindicato de la Carne y frigoríficos de la región que tuvieron lugar desde inicios de este mes. El fiscal Carbone, de la Unidad de Extorsiones y Balaceras del Ministerio Público de la Acusación, también imputará a otras seis personas, entre ellas, a Abril Escalante Miranda, la pareja de Avalle.

Horas antes de la audiencia -que estará a cargo del juez Nicolás Foppiani en el Centro de Justicia Penal-, la Policía de Investigaciones realizó 18 allanamientos este martes en la zona sur de Rosario. Se trató de la segunda parte de los procedimientos que tuvieron lugar el sábado pasado, donde cayó la novia de Avalle. El padre de “Pupito” también fue detenido, acusado de menudear cocaína, en una redada a cargo de la PFA.

Se presume que Escalante Miranda pudo haber tenido un rol central en la organización de los ataques, ya que según el Servicio Penitenciario Federal es una visitante frecuente de “Pupito”, posiblemente también de las pocas personas que recibe llamados de su parte. Una situación similar se vio en la audiencia contra Alejandro Núñez, alias “Chucky Monedita”, que supuestamente ordenó a través de su pareja, única visita habilitada, la comisión de dos homicidios y una balacera a una comisaría.

“De acuerdo a las pericias informáticas, tuvo una relación directa con las amenazas. Todavía hay personas prófugas”, dijo este miércoles Natalio Marciani, jefe de la Policía de Investigaciones, al brindar una conferencia de prensa.

La PDI en la redada para detener a la novia de Avalle
La PDI en la redada para detener a la novia de Avalle

En las primeras semanas de abril hubo cinco ataques contra el Sindicato de la Carne y los frigoríficos Paladini, Swift, Coto y Mattievich, donde se arrojaron también carteles que estaban firmados por “La nueva conducción”. Ese texto, se supone, abre el interrogante de que Avalle pudo haber sido contratado por alguien que pretende disputar la conducción del Sindicato de la Carne, o pretendía obligar a las actuales autoridades a darle dinero a su presunta banda.

En las pericias que llevó a cabo la Policía de Investigaciones se pudo establecer que, para todas las balaceras, se utilizó una pistola calibre 9 milímetros que fue incautada el 12 de abril pasado en allanamientos contra la banda de Héctor Daniel Noguera, alias “Gordo Dani”, otro referente de peso de Los Monos de Villa Gobernador Gálvez, que tiene conexión con Avalle. El “Gordo Dani” está preso en la cárcel de Piñero, donde cumple la pena de prisión perpetua por dos crímenes.

En la investigación fue importante la detención de Cristian Damián Rubio, de 26 años, que cayó el 16 de abril pasado tras una persecución policial que culminó en Filippini y San Diego, en Villa Gobernador Gálvez, cuando los agentes lograron arrestarlo con una moto sin patente, tres notas intimidatorias firmadas por “La nueva conducción” y una botella de vidrio que contenía combustible. Se presume que iba a cometer un nuevo ataque junto con un sospechoso que iba como acompañante y que en medio del operativo se tiró del vehículo y logró fugarse a pie. En el celular de Rubio se encontraron indicios que permitieron avanzar en la causa contra Avalle.