Quién es el empresario que le disparó con una escopeta a la Policía de la Ciudad: su violento antecedente

Dardo Julio Gula, oriundo de Santa Cruz, se dedica al negocio de los neumáticos. Se encuentra encerrado en la celda de la PFA. Ya había sido acusado por lesiones y resistencia a un funcionario público en 2017

Guardar

Nuevo

Dardo Julio Gula, el acusado
Dardo Julio Gula, el acusado

Dardo Julio Gula, de 46 años, oriundo de Gobernador Gregores en Santa Cruz, espera en una celda de la central de la PFA en Villa Lugano. No se lo ve cómodo. Se lo ve, básicamente, como alguien que pasó la noche enjaulado: mal dormido, vestido con apenas un short de baño y una remera, con una imputación a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°54 por el delito de lesiones culposas y tres tentativas de homicidio.

Ayer lunes por la tarde, Dardo Julio protagonizó una de las secuencias más desquiciadas de la historia reciente. Atropelló a una adolescente en Rivadavia y Martí, barrio de Flores. Al ser perseguido por la Policía de la Ciudad, tomó un rifle y abrió fuego contra el patrullero. Por fortuna, no hirió a nadie.

No lo atraparon allí. Hubo que perseguirlo. Según fuentes policiales, Gula continuó con la fuga hasta que lograron frenarlo en la intersección de Mariano Acosta y Eva Perón, en el barrio de Parque Avellaneda. Lo detuvieron luego de un enfrentamiento armado con, al menos, otros cuatro oficiales de la Policía de la Ciudad. Gula resultó golpeado, con varias marcas. Lo llevaron al Hospital Piñero para las primeras curaciones.

Luego, se lo llevaron a una jaula de la Federal, a la espera de su indagatoria.

Locura en Flores: atropelló, huyó y le disparó con una escopeta a la Policía

Al ser la víctima la fuerza porteña, la División Intervenciones Judiciales de la Policía Federal, que depende de la Superintendencia de Investigaciones Federales, fue convocada para esclarecer el caso. La PFA acordó la escena y realizó las pericias de rigor. Recuperaron, entre otras cosas, el arma con la que Gula disparó.

Entusiasta del rugby, Gula se dedica, al menos en los papeles, al negocio de venta de neumáticos, con la representación -según su perfil comercial online- de célebres marcas. Formó una empresa junto a una socia en 2009, dedicada al rubro de combustibles. Sus registros en la AFIP también incluyen supuestas actividades en minería. Junto a otro socio, conformó años atrás una firma también en Gobernador Gregores, dedicada a la recuperación de desechos y materiales varios.

También tiene un paso previo por el sistema penal, con una imputación relativamente idéntica. En 2017, según registros de la Cámara Criminal, fue acusado de los delitos de lesiones, atentado y resistencia a la autoridad. La víctima fue otro hombre. El Juzgado N°61, de acuerdo al mismo registro, decidió sobreseerlo y archivar la causa. En ese mismo año, Gula tuvo otra denuncia por amenazas en el fuero contravencional porteño, que tampoco prosperó.

El arma incautada
El arma incautada

El resto de su ficha parece limpia. El nombre de Gula no se encuentra en fallos de primera instancia del fuero ordinario o federal porteño o bonaerense, lo mismo en el fuero federal patagónico. Su perfil comercial no revela grandes deudas. Información del fuero civil tampoco habla de demandas en su contra, al menos en territorio porteño.

Ahora, Dardo Julio espera su llamado para responder las preguntas del juez del caso. Podrá elegir hablar o no. La titularidad del arma, si es que tenía papeles, es otro punto en la lista judicial. La posible tenencia ilegal de la escopeta es algo que podría sumarse a la imputación. Así, el empresario podrá ir a la cárcel por más de diez años, si es encontrado culpable.

La joven a la que atropelló, por su parte, ya recibió el alta médica, según confirmaron fuentes oficiales.

Dos impactos de bala en el móvil de la Policía de la Ciudad
Dos impactos de bala en el móvil de la Policía de la Ciudad
Guardar

Nuevo

Últimas Noticias