Intensa búsqueda del sospechoso que mató a un papá de tres chicos para robarle la bicicleta en Mendoza

La Justicia difundió imágenes del acusado, que sigue prófugo. Se trata de Kevin Ariel Vera Valdez, de 22 años

Compartir
Compartir articulo
La Justicia difundió imágenes del acusado Kevin Ariel Vera Valdez, de 22 años
La Justicia difundió imágenes del acusado Kevin Ariel Vera Valdez, de 22 años

Fue salvaje el ataque a Gabriel Ortíz Vílchez, el hombre de 30 años que fue asesinado por delincuentes que le robaron la bicicleta y un morral en Las Heras, provincia de Mendoza. Padre de tres hijos, lo abordaron minutos después de salir de su casa, lo golpearon en la cabeza con un objeto que aún fue identificado y lo dejaron tirado. Murió este domingo tras seis días de agonía. Este miércoles la Justicia difundió imágenes del principal sospechoso del crimen que se encuentra prófugo.

“La Policía provincial busca intensamente a uno de los sospechosos del crimen de Gabriel Ortiz Vilchez. Se trata de Kevin Ariel Vera Valdez, de 22 años”, se informó oficialmente en un comunicado con la foto del sospechoso que encabeza esta nota.

Desde el Ministerio Público Fiscal de Mendoza, a través de la Unidad Fiscal de Homicidios y Violencia Institucional, emitieron la orden de captura nacional e internacional en el marco de la causa que se investiga como “homicidio criminis causa en concurso real con robo simple”.

En ese contexto, informaron que quien disponga de algún dato de interés deberá comunicarlo al 911 o a la Dirección de Investigaciones, a través de las líneas telefónicas gratuitas 0800 222 7627, 0261 3857128 o a la Unidad Fiscal de Homicidios y Violencia Institucional.

Gabriel Ortiz Vilchez, asesinado en Mendoza
Gabriel Ortiz Vilchez, asesinado en Mendoza

El ataque ocurrió el 19 de febrero pasado alrededor de las 6, cuando la víctima se dirigía al parque Industrial de Las Heras, cercano a la capital provincial, para ir a su trabajo en una empresa de piletas.

Vílchez circulaba por la calle Lisandro Moyano cuando dos delincuentes supuestamente lo interceptaron y lo golpearon para robarlo. En el morral llevaba documentación suya y de su familia, ya que luego de terminar la jornada laboral debía completar algunos trámites. Los ladrones huyeron y ya pudieron identificar a uno de ellos.

El prófugo por el crimen
El prófugo por el crimen

Luego del ataque, un vecino lo encontró tirado en el piso y llamó al 911. Primero lo llevaron a un hospital público, a donde entró como NN, ya que los delincuentes se habían llevado todas sus pertenencias. Fue gracias al logo de la empresa de piscinas de su remera que los médicos pudieron comenzar a saber de quién se trataba. Finalmente, Vílchez murió tras seis días de agonía.

La causa está en manos de la fiscal de Homicidios Claudia Ríos, quien ahora está abocada a la recolección de testigos.

Dedicado a Dios, a la música y a su familia

La familia está segura que Gabriel no opuso resistencia a los asaltantes. Según su hermano, era una persona muy pacífica. La explicación: concurría asiduamente a una iglesia evangélica y dedicaba parte de su tiempo a la vida espiritual.

Gabriel tenía 3 hijos
Gabriel tenía 3 hijos

“Era muy creyente. Su vida era de su casa, al trabajo, del trabajo a la iglesia y, luego, con su familia. De hecho, tocaba la batería en la banda de música de la iglesia”, reveló Leonardo, hermano de Gabriel, a Infobae. Sus hijos tienen diez, cinco y dos años respectivamente.

Gabriel, además de su vida religiosa y familiar, era fanático de River y desde hace cinco años trabajaba en la empresa de piscinas, donde su objetivo era crecer todavía más y obtener un ascenso.

“Quiero justicia. Por favor, los que sepan algo que aporten un dato, lo que sea, se los pido como mamá, lo pido a cualquier madre que le puede pasar lo mismo e incluso las madres de estos sinvergüenzas que quizás ni saben que sus hijos le arrebataron la vida al mío”, declaró la mamá ayer a medios locales.