Detuvieron a un policía por matar a un joven que intentó robarle: sospechan que el ladrón había participado de un crimen días atrás

Sucedió en el municipio de Tres de Febrero. El delincuente tenía 17 años y estaría vinculado con el caso de María Lucrecia Arias, asesinada en Castelar

Compartir
Compartir articulo
Un policía asesinó a un ladrón en Tres de Febrero
Un policía asesinó a un ladrón en Tres de Febrero

Un policía que se encontraba fuera de servicio fue detenido en las últimas horas en el partido bonaerense de Tres de Febrero tras asesinar a un adolescente de 17 años, quien lo atacó cuando este se encontraba en la puerta de la casa de un amigo con intención de robarle. Los investigadores creen que la víctima fatal es uno de los involucrados en el asesinato de María Lucrecia Arias, fallecida de un disparo en un intento de robo en Castelar.

El episodio tuvo lugar en la localidad de Ciudadela, donde el efectivo se encontraba de franco y vestido de civil a la espera de ingresar a la vivienda de uno de sus allegados, la cual está ubicada en la calle Abdon García al 4500, entre Adolfo Alsina y Falucho.

Fue mientras aguardaba en la vereda que advirtió la presencia de una banda de al menos cuatro delincuentes que se movilizaban en una camioneta Renault Duster marrón con fines delictivos. Lo notó apenas unos segundos antes de que estos descendieran rápidamente del vehículo y lo interceptaran con armas de fuego con la intención de sustraerle sus pertenencias y también de entrar a la propiedad.

El hombre se identificó como policía al instante y llegó a darles la orden de alto. Sin embargo, y a pesar de la resistencia demostrada por su víctima, los delincuentes continuaron con su plan. Entonces, el agente sacó su arma reglamentaria y disparó contra el grupo, dando lugar a un tenso enfrentamiento a los tiros.

En consecuencia, los ladrones dieron marcha atrás y volvieron a subirse al vehículo, el cual fue hallado horas más tarde abandonado en el barrio conocido como “Fuerte Apache” o Ejército de los Andes. Dentro de la camioneta se encontraba un adolescente herido, cuyas lesiones le causaron la muerte poco después en el Hospital Carrillo de la misma localidad, al que fue trasladado. Según indicaron, este había sufrido un impacto de bala en el pecho y otro en el abdomen.

Tras constatarse la muerte del joven, el policía que actuó en el hecho quedó detenido por asesinato. Fue por orden del fiscal Favio Cardigonde de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 de San Martín, quien pidió su captura en el marco del caso que está siendo investigado por la Gendarmería Nacional Argentina (GNA). No obstante, debido a los elementos reunidos hasta el momento, el funcionario judicial posiblemente tome la decisión de liberarlo debido a que cree que se trató de un “homicidio en la legítima defensa”.

Sobre el resto de los asaltantes, los policías de la comisaría de Ciudadela continuaban este sábado las labores para detener a quienes se encuentran prófugos tras haber huido de la escena del delito.

En este sentido, mientras se busca esclarecer los hechos y se determina la secuencia de eventos que llevó a la trágica muerte del adolescente, los investigadores también trabajan por confirmar si el fallecido formaba parte del grupo agresor que provocó el crimen previo de María Lucrecia Arias en Castelar, quien murió en enero tras un intento de robo.

Aunque hasta el momento no se le había imputado formalmente en esa causa, creen que el menor pudo haber participado del suceso que tuvo lugar minutos antes de la medianoche del 25 de enero en la intersección de las calles San Nicolás y Salcedo.

La víctima llegaba a su domicilio acompañada por su hija en un vehículo Volkswagen Surán de color blanco cuando fueron abordadas por cuatro ladrones que descendieron de un Peugeot 208 negro, mismo modus operandi que este caso.

Uno de los agresores disparó hacia el asiento de la conductora, provocándole la muerte prácticamente de inmediato al impactar una bala en su pecho, según informaron fuentes de la investigación. La mujer fue asesinada en el interior del auto, donde quedó atrapada por el cinturón de seguridad. Toda la secuencia ocurrió en el ingreso a la casa de la víctima y fue presenciado por su hija de 17 años, quien viajaba a su lado y resultó ilesa.

*Con información de Télam